Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

“En Aguililla la situación cada vez es peor, pero tenemos esperanza”

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:
  • Bibiana Belsasso

El crimen organizado tiene tomado el control en Aguililla, Michoacán, ahí mandan los criminales. La gente del pueblo trata de huir, hay muy pocas posibilidades de sobrevivir en ese lugar. Al respecto, platicamos con el padre Gilberto Vergara, quien se encuentra en la zona de mayor conflicto.

GILBERTO VERGARA GARCÍA (GVG): Por desgracia estas cosas nos han pasado ya por mucho tiempo, que ya se sienten casi normales, aunque no lo son, pero es una pena que siga ocurriendo de esa manera. No sé si no les importe, o no saben cómo, yo ya aquí pensaría como en algo así grave que acusa una falta de coordinación, una falta de, no sé si de interés, pero sí de eficacia en lo que se haga.

BB: Ayer, las calles de Aguililla amanecieron con estrellas poncha-llantas, el crimen organizado está totalmente equipado, trascabos tratando de desconectar los caminos. ¿Cómo es esto?

GVG: Esto es un tema viejo, porque la carretera que va de Apatzingán a Aguililla, antes de llegar a La Guaje, ha estado en manos del crimen organizado desde finales de… iba a decir desde finales de diciembre, pero ya tiene más, más tiempo en que poco a poco fueron coartando la libertad y no querían que pasáramos gasolina y víveres en cantidad, y ya a finales de diciembre definitivamente nos arrebataron la carretera y no nos dejaron pasar.

BB: ¿Cuál es la intención del crimen organizado de arrebatarles estas carreteras al pueblo?

GVG: Según el cártel de este lado del puente, los Cárteles Unidos, es que no les pasen víveres al Cártel Jalisco Nueva Generación, se supone que ése era como el pretexto, pero en realidad sabemos que no, porque nosotros sabíamos que al Cártel Jalisco lo abastecen de manera aérea, a ellos cada semana les llega una avioneta dándoles lo que necesitan, y en realidad esto más bien parece contra la población, no tanto contra el cártel.

BB: En estos últimos días más de 800 personas han tenido que abandonar Aguililla.

GVG: Así es, la situación cada vez está peor y creo que hay muchas personas que temen por su vida, pero otros también temen por su futuro, porque dicen: “¿cómo vamos a crecer?, ¿mis hijos cómo van a crecer aquí?”, hay gente que me lo ha dicho, hay personas que me han dicho: “nos vamos porque mis hijos no tienen futuro aquí, porque por tanta balacera ya están espantados”, ya pues los niños están traumados y tienen razón, ¿qué les puede uno decir?, no les podemos decir otra cosa, porque es cierto.

BB: ¿Usted ha recibido amenazas?

GVG: Directamente no, para nada, amenazas directas, no. Yo sé que piso terreno peligroso, sé que al levantar la voz uno se hace notar ante la masa, y es más fácil que alguien tome alguna represalia, pero hasta ahorita nada directo.

BB: También ha denunciado que no hay apoyos sociales.

GVG: Sí, mira, esas situaciones yo creo que se van dando por un rezago, y Aguililla ha ido poco a poco yéndose hacia abajo por la falta de programas sociales y de cosas que tendríamos que tener, incluso en los últimos meses, antes de la visita del Nuncio, por ejemplo, un mes antes, ya ni siquiera le estaban pagando a los adultos mayores esa pensión que se les da bimensualmente, entonces decían: “sí, va a haber el pago, pero vénganse hasta Apatzingán”, entonces un adulto mayor tenía que gastar mil, mil 500 pesos en que lo transportaran para recibir una pensión de dos mil 600, imagínate lo que era para las personas, aparte del arriesgue de andar pasando, porque no teníamos la carretera asfáltica, sino que teníamos que andar por las brechas buscando la manera de pasar a la hora de que los grupos se les antojaba dejarnos pasar. No tenemos banco y poco a poco dejamos de tener servicios como gas, hasta el pollo se escaseó y otras cosas, víveres fundamentales, porque poco a poco este trunque de caminos nos fue llevando a una situación cada vez más desesperante.

Ayer se encontraron estrellas de metal en los caminos de la localidad, con las que los delincuentes ponchan las llantas de los vehículos.Foto: Especial

BB: ¿Y el crimen organizado hoy controla Aguililla?, ¿se atrevería a decir eso a pesar de que hay rondines del Ejército, que hay gente del Gobierno estatal?

GVG: Te lo dejo de esta manera: ya está abierta la carretera por lo menos a ciertos horarios, pero los comerciantes no se atreven a pasar por ahí porque están amenazados que si empiezan a pasar productos por la carretera, así les va a ir más adelante. Entonces nosotros bien sabemos que este remedio que pusieron ahorita no es definitivo, como que intuimos que esto va a ser un tiempo nada más. Tenemos miedo a las represalias que vengan después, por eso los comerciantes siguen trayendo sus productos por la sierra, por el lado de Coalcomán, pasando por Dos Aguas, y los gasolineros, porque no tenemos gasolina, no tenemos una gasolinera, pero los que venden gasolina tienen que ir hasta Tumbiscatío. Estamos hablando de un recorrido en terracería de más de seis, ocho horas, dependiendo ya con los camiones cargados, y ahora que empiece a llover va a hacer que se descompongan los caminos.

BB: ¿Qué espera el crimen organizado para dejarlos en paz? Es la tierra de El Mencho.

GVG:  Sí, se habla del control por el territorio, se habla de una cierta añoranza del líder de los Jalisco Nueva Generación, porque es del municipio. El tema central va más allá, porque tú sabes que a todos los grupos los mueve el poder económico, el dinero, entonces yo pienso que aparte de todas estas razones, que sí a lo mejor serán ciertas, están de fondo también las minas, tenemos en el municipio, muy cerca de la cabecera municipal, un yacimiento de hierro, ya se explotó un tiempo por una empresa china y el crimen organizado arrebatándoselos y sembrando el miedo en todas partes, ya se dejó de trabajar, ahorita ya no se está trabajando.

BB: ¿Y el tema electoral ha complicado la situación?

GVG: El tema electoral nos ha complicado ahorita, porque ningún programa social puede entrar, aunque ésa es la propuesta del Gobierno federal, programas sociales, ya nos dijeron muy en claro que no va a entrar ninguno hasta que pasen las elecciones. Se entiende que estas cosas, el remedio del Gobierno federal es a largo plazo, mas yo no sé si nosotros tenemos ese largo plazo o no, ése es el problema. La cuestión electoral para nosotros es un tema de gobernabilidad, quien quiera tener un cargo público primero tiene que medirse para ver si va a ser capaz de establecer la gobernabilidad en el municipio o en el estado, si no, que ni se ponga, porque quien llegue, si no es capaz de establecer gobernabilidad, lo único que va a ser es complicidad.

BB: Hoy Aguililla es una tierra sin ley. ¿Cuándo diría que se deterioró en forma más notoria?

GVG: En forma más descendente, más terrible, de diciembre para acá, porque antes estuvo el problema, pero estuvo como más moderado, por lo menos teníamos libre acceso, ahora hemos visto que cuando nos arrebataron la carretera y no nos dejaban pasar, todo se ha venido a pique, todo, de una manera más grosera. Nosotros tenemos mucha esperanza, mucha gente se ha ido, pero los que nos quedamos queremos vivir dignamente, queremos vivir en paz, así es que necesitamos que el Gobierno federal acelere un poco sus procesos, yo sé que los tiene, seguramente los tendrá y su preocupación por nosotros, pero no se ha notado todavía, necesitamos que aceleren porque es un plan de rescate urgente lo que se necesita en Aguililla.