Bibiana Belsasso

Identidad robada

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Bibiana Belsasso
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Bibiana Belsasso

¿Hace cuánto que no consulta su historial crediticio en el Buró de Crédito? Si no lo ha revisado, le pueden estar robando su identidad. El 2021 cerró con 52 por ciento más de fraudes bancarios por Internet que el año anterior. Los fraudes en general, por extorsión, también se incrementaron de forma notable.

Usted pudo haber sido víctima de un fraude y ni siquiera saberlo. Cada día es más común que hayan robado identidad y suplantado a su persona para tramitar tarjetas de crédito. Solamente se necesita una copia de su credencial del Instituto Nacional Electoral (INE), algún comprobante de domicilio y un trabajador de la empresa financiera que esté coludido con los estafadores.

Que alguien obtenga una foto de su INE, con todos sus datos personales tampoco es difícil.

¿Ha entrado recientemente a un fraccionamiento u oficina en donde le piden dejar una identificación oficial?, pues en ese momento pudieron haberle tomado una foto a su credencial del INE, con esos datos sacar un recibo de Telmex o de luz y ya con eso tienen para tramitar una tarjeta de crédito.

Y lo más grave es que difícilmente una persona se entera que alguien sacó una tarjeta a su nombre, gastó miles de pesos y obviamente no los pagó, y la persona a cuyo nombre se otorgó la tarjeta de crédito termina en el buró de deudores.

Uno de los casos le ocurrió a un amigo en estos días, y se percató casi dos años después del robo de identidad cuando acudió a una agencia de vehículos y al solicitar un crédito, en la agencia le avisaron que no era susceptible de obtenerlo porque estaba en el Buró.

Resulta que alguien, desde 2021, tramitó una tarjeta a su nombre y curiosamente le otorgaron un crédito de más de 300 mil pesos en un banco en el cual, mi amigo no tenía ni cuenta.

Pues el fraude era exactamente por la cantidad de crédito que se tenía en esa tarjeta. A mi amigo le habían robado la identidad.

No crea que es un hecho aislado. Todos los días los delincuentes intentan tramitar tarjetas de crédito con usurpación de identidad.

Si usted es muy cuidadoso con su información de igual manera le pueden robar la identidad.

Un delito que flagela

Identidad robada.
Identidad robada.Foto: Especial

¿Cuántas veces no ha escuchado que el padrón del Instituto Nacional Electoral se está vendiendo?

La compra de datos personales es muy accesible y el negocio se realiza a través de grupos creados en redes sociales como Facebook y Whastapp, donde se pueden conseguir por tan sólo 60 pesos.

Una vez que se tiene la credencial del INE se puede acudir a Santo Domingo y obtener un documento falso para poder tramitar un crédito. De esta forma y sin que usted lo sepa, puede perder su historial crediticio limpio.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), nuestro país ocupa el octavo lugar en robo de identidad a nivel mundial debido a que anualmente ser registran cinco millones de reclamaciones a instituciones bancarias que operan en el país.

Sólo en el año 2021, las instituciones financieras reportaron 4.4 millones de reclamaciones debido a este delito.

Aunque la usurpación de identidad se penaliza con cárcel y multas, no parece inhibir y mucho menos detener este crimen, sino que aumenta.

Lo que sucede es que casi todos estos delitos quedan en la impunidad.

Mientras que el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México indicó que las víctimas normalmente no se dan cuenta que han sido víctimas del robo de identidad hasta meses o años después. Generalmente se dan cuenta cuando se está pidiendo un crédito.

Si alguna vez recibió datos o llamadas telefónicas de un comercio al que usted no le proporcionó sus datos, es una señal de que su información podría estar en una base de datos robada.

México es de los países del mundo con mayor índice de extorsión, por eso tenemos que extremar precauciones y estar atentos a revisar nuestro historial crediticio.