Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Kamala, AMLO y niños migrantes

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Hoy que es Día de las Madres y son muchas las que han tenido que migrar o mandar a sus hijos solos, por que esperan encuentren un mejor futuro.

Menores, en riesgo

En marzo pasado, cuando la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos detuvo a la cifra récord de 172 mil 331 migrantes en la frontera compartida con México, 18 mil 890 eran menores no acompañados; es decir, uno de cada 10.Foto: Reuters

La realidad es mucho más difícil y la apuesta para encontrar el sueño americano es prácticamente imposible.

Entre enero y marzo de este año, autoridades mexicanas detuvieron a 3 mil 983 migrantes menores de 17 años, de los cuales 37.6 por ciento fueron niñas y 62.4 por ciento fueron niños.

La falta de oportunidades para los jóvenes de países como Guatemala, Honduras y El Salvador ha hecho que los niveles de migración se incrementen en 475 por ciento desde 2012, de acuerdo con un reporte presentado el viernes pasado por la Red de los Derechos de la Infancia en México (Redim).

Guatemala, Honduras y El Salvador son considerados territorios con altos niveles de violencia, una violencia en donde cada día es más difícil sobrevivir, así que cada vez más niños, niñas y jóvenes buscan asilo o protección en México y Estados Unidos.

La llegada de menores de edad no acompañados a nuestra frontera norte no es una casualidad, es resultado de que los países centroamericanos, en su mayoría, tienen una población joven. De acuerdo con datos de la Cepal, aproximadamente el 30% de la población centroamericana es menor de 15 años. En el caso de Guatemala, el 44 por ciento de sus 17 millones de habitantes son menores de 20 años.

Este camino es muy riesgoso, muchos de los que mueven a los migrantes son parte del crimen organizado, desde autoridades coludidas hasta narcotráfico, muchos no sobrevivirán la travesía.

En octubre del 2018, visitamos para hacer un reportaje que hicimos para Todo Personal la frontera de Chiapas, cuando pasaba por ahí la caravana migrante.

En la hora que estuvimos en la plaza donde les brindaban agua y protección a las familias, dos niños se extraviaron. Ésa es la suerte que corren miles de niños y niñas.

Vimos quienes eran los coyotes y cómo trataban de controlar a estos migrantes.

Pero además hay otros desafíos, a los secuestros, extorsiones y asesinatos, están los contagios por la pandemia de la Covid-19.

Para Redim, los impactos de la pandemia durarán al menos una década y eso implica que la migración también tendrá un comportamiento diferente, además de que se podría imponer un pasaporte biológico con prueba PCR, que serviría como otro método para frenar la movilidad humana.

De las casi 4 mil detenciones que se realizaron en nuestro país de enero a marzo de 2021, autoridades mexicanas deportaron a 756 menores de edad, enviándolos principalmente a Guatemala, Honduras y El Salvador. Mientras que Estados Unidos repatrió a México 5 mil 476 personas de 0 a 17 años de edad, un incremento del 24.1 por ciento en comparación con los mismos tres meses del año 2020, cuando se registraron 4 mil 414 casos.

El mismo día que Redim presentó su informe, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y Kamala Harris, la vicepresidenta de Estados Unidos, sostuvieron una reunión virtual, en la que el tema principal fue la migración. Harris fue designada por el presidente Joe Biden para gestionar el flujo migratorio en la frontera sur de Estados Unidos, que se ha incrementado descontroladamente desde que llegó a la Casa Blanca.

La vicepresidenta mencionó que “la mayoría de las personas no quieren dejar sus casas y lo hacen porque huyen de algún tipo de peligro, están obligadas a salir porque no tienen oportunidades, por ello es de nuestro común interés abordar las causas de esto”; para lograrlo, consideró que ambos gobiernos deben trabajar juntos para “combatir la violencia y la impunidad; está el interés mutuo de nuestros países de proveer asistencia inmediata a los países del Triángulo Norte para abordar las causas de la migración”.

Para intentar detener el éxodo centroamericano, el Presidente López Obrador le propuso a Harris replicar su programa “Sembrando Vida”, que, de acuerdo a lo publicado en la página del Gobierno federal, consiste en reactivar la economía de las zonas rurales más vulnerables, a través de la siembra de árboles frutales y maderables.

No podemos dejar de mencionar que el Presidente logró hacer reír a la vicepresidenta, cuando volvió a hacer referencia a una frase que mencionó durante una reunión con su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, sobre las relaciones entre ambos países.

“Cuando no eran del todo buenas las relaciones entre México y Estados Unidos, se le atribuye al expresidente Porfirio Díaz la frase según la cual se decía: ‘Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos’, ahora podríamos decir nosotros, porque son mejores las relaciones: ‘bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos'”.

Kamala Harris le manifestó al Presidente su disposición para colaborar en el tema migratorio y se declaró lista para visitarlo en persona y de manera oficial en la Ciudad de México, pocos días después de las elecciones del 6 de junio.

Tras el encuentro, la Casa Blanca difundió un comunicado en el que destacó el compromiso de ambos países para impulsar el desarrollo económico en el Triángulo Norte y el sur de México, pero por supuesto nunca mencionaron el plan del Presidente de sembrar árboles.

Son muchos y muy importantes los asuntos bilaterales que se deben tratar, como la vida de miles de niños, como para tomarlo a la ligera. El Gobierno de México debe de preparar una estrategia mucho más sólida para recibir a la vicepresidenta de Estados Unidos. No nos olvidemos, es nuestro principal socio comercial.