Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Trump se roba 170 millones de dólares

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Mantiene acusación de fraude

Es un gran negocio argumentar fraude en las elecciones, si no me cree, pregúntele a Donald Trump. Desde el pasado 3 de noviembre no ha reconocido el triunfo de Joe Biden, argumentando que él tuvo 71 millones de votos. Y sí, pero el candidato demócrata no sólo tuvo más votos y ha sido el candidato más votado de la historia de Estados Unidos, sino que también ganó los distritos electorales que se requieren para ser el próximo presidente de ese país.

Desde entonces Trump empezó a pedir a sus seguidores apoyo económico e inició una campaña de recaudación de fondos para denunciar un “fraude electoral”.

Lo cierto es que ha recaudado para ello por lo menos 170 millones de dólares, que él maneja, sin control alguno.

Pero todavía más importante es que, el todavía presidente de Estados Unidos, con esta posición de no reconocer el triunfo del demócrata intenta jugarse sus últimas cartas, para negociar las acusaciones en su contra.

Hay una investigación en curso, porque se asegura que existe toda una trama de sobornos para que Trump, otorgue, como ya lo está haciendo, múltiples indultos judiciales antes de dejar la Casa Blanca.

Y también intenta negociar las acusaciones de fraude, evasión fiscal y abuso sexual que hay en su contra.

En los próximos cuatro años, Trump deberá hacer frente al pago de deudas millonarias. De acuerdo con The New York Times se vencerán créditos por valor de 300 millones de dólares que él mismo ha avalado.

Por su parte, The Financial Times cifra en 900 millones de dólares la deuda de sus negocios inmobiliarios que vencerá en los próximos cuatro años. Además, Hacienda le reclama una deuda de otros cien millones de dólares, procedente de una deducción fiscal que, al parecer, no le correspondía.

De todos los casos judiciales abiertos, los que más le preocupan a Trump son los que lleva Cyrus Vance Jr. en Manhattan y Letitia Jones, la fiscal general de Nueva York, ya que incluso, podrían llevarlo a la cárcel.

La fiscalía sospecha que la Corporación Trump ha cometido fraude bancario al ocultar el verdadero estado de sus negocios al llevar contabilidades paralelas: una exagera las pérdidas para minimizar los impuestos y otra exagera las ganancias para obtener créditos y seguros a bajo coste.

Michael Cohen, su antiguo abogado, es quien ha aportado gran parte de la información que ha reunido la fiscalía de Manhattan. Cohen se declaró culpable en 2018 de varios delitos fiscales, así como de mentir al Congreso y fue condenado a tres años de prisión. Ahora está convencido de que “Trump será el primer presidente que pasa directamente de la Casa Blanca a la cárcel”.

Y es que Cohen es quien sabe todos los secretos de Trump, incluso fue quien pagó 130 mil dólares a Stormy Daniels, la actriz porno que fue amante de Trump.

El pago se hizo a través de una empresa durante la campaña de 2016; el silencio de Daniels ayudó a Trump a ganar las elecciones.

Pero no sólo es el caso de Stormy Daniels, varias decenas de mujeres lo acusan de agresión sexual. Una de ellas, la periodista Elizabeth Jean Carroll, quien afirma haber sido violada en un almacén de lujo en Nueva York a mediados de los años 1990.

Una acusación que el presidente negó con desprecio al asegurar: “ella no es mi tipo”. Actualmente, Trump sigue demandado por la periodista por difamación.

Summer Zervos, antigua candidata en el programa “The Apprentice” fue otra de las víctimas que inició un proceso similar en 2017.

Al menos 20 mujeres denunciaron al presidente Donald Trump por acoso sexual en los últimos años, además de ser acusado constantemente por sus comentarios misóginos.

Algunas lo hicieron durante la campaña presidencial de 2015, fueron unas 16 mujeres las que salieron a hablar luego que se filtró un audio de 2005 en el que el entonces candidato a presidente se autodefinía como una "estrella" y que podía "agarrar por la vagina" a las mujeres.

Las denunciantes señalaron que Trump les tocó los pechos y genitales sin su permiso. Muchas de ellas fueron de Miss Universo, un certamen en el que Trump era accionista.

Otra de las investigaciones contra Trump es una finca en el condado de Westchester, Nueva York, la cual tiene registrada como empresa; sin embargo, apenas hay indicios de que desde allí se lleve algún negocio, pero Trump se deduce el coste de su mantenimiento como si fuera una inversión empresarial, además de reducir también el impuesto de propiedad.

Pero no son sólo sus negocios, Trump podría ser procesado por obstrucción a la justicia al dificultar la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia rusa en la campaña del 2016.

Mueller dijo, en su momento, que era imposible presentar cargos mientras Trump era presidente, pero dio a entender que habrá bases suficientes para hacerlo cuando deje de serlo.

Por lo pronto, los abogados de Trump trabajan para evitar revelar ocho años de archivos de contabilidad, bajo el argumento de provocarle “agravios irreparables” al presidente y a sus cercanos.

Además, Trump está evaluando con asesores si otorga indultos preventivos a sus tres hijos mayores y a su yerno antes de dejar la Casa Blanca.

De acuerdo con The New York Times, Trump también habló con su abogado personal, Rudolph Giuliani, sobre un potencial indulto y es que el presidente ha expresado preocupación a que la nueva administración ponga en su mira a Donald Jr., Eric e Ivanka Trump, además de su yerno y asesor, Jared Kushner, esposo de Ivanka.

El mandatario estadounidense se ha negado, en reiteradas ocasiones, a reconocer a su rival demócrata, Joe Biden, como el ganador de las elecciones de noviembre pasado.Foto: AP

Por lo pronto Donald Trump, se resiste en aceptar el triunfo de quien será el próximo presidente de Estados Unidos. Está encareciendo su derrota, para protegerse judicialmente y para recaudar millones de dólares.

Pero también expertos aseguran que esta estrategia le servirá para buscar nuevamente la silla presidencial en 4 años, pero con Ivanka Trump al frente. Y en medio de todo esto, Joe Biden, sigue esperando la llamada del Presidente López Obrador y de Jair Bolsonaro.