Carlos Urdiales

Es Samuel, no Marcelo

SOBRE LA MARCHA

Carlos Urdiales*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Carlos Urdiales
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Carlos Urdiales

Son varios los factores alineados en favor del gobernador de Nuevo León. Se equivocan quienes subestiman a Samuel García cuando ponderan si Marcelo Ebrard suma al MC de Dante Delgado como candidato frente a Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez.

Uno: El nulo impacto que, en los hechos, tiene el rompimiento de Marcelo Ebrard con Morena. Su valor electoral va en picada.

Dos: La rebelión naranja en Jalisco, que busca sumarse al frente opositor con Xóchitl y el descarte de Luis Donaldo Colosio Riojas, cambian la ecuación interna, no la define, pero casi.

Tres: Encuestas internas que conoce Dante, pero también Enrique Alfaro, en las cuales en careos frente a Morena/Sheinbaum y la alianza PAN, PRI, PRD con Gálvez, MC alcanza ocho por ciento de preferencias, pero con Samuel García llegan a los 14 puntos de inicio. Dos enteros más que con Marcelo Ebrard, en el mismo supuesto de ser postulado por MC.

Cuatro: Existe un segmento considerable de electores conservadores, que no están representados por Sheinbaum ni por Gálvez. Votantes que miran en Samuel García a un moderno patriarca, algo machista sí, pero exitoso, joven, echado para adelante. Más refinado, pero bronco, y eso conecta.

Cinco: Mariana Rodríguez Cantú, la primera influencer de Nuevo León. El envión de esa pareja en redes sociales y plataformas que ahora forman e informan a las y los jóvenes, es un poderoso factor para decantar la decisión de MC.

Si el gobernador se postea montado a caballo con su hija en brazos y avisa que le pondrá sombrero y botas, no huipiles, hay buscapiés. Si la pareja promociona por Internet los Capullos, los centros de atención a la infancia y prometen llevarlos a nivel nacional, la cosa pinta.

No nos hagamos bolas. El movimiento lopezobradorista es un fenómeno sin par. AMLO es el dueño de la agenda política nacional durante las dos décadas más recientes.

Morena es el partido político de mayor membresía y crecimiento. Para el 2 de junio próximo, 23 estados estarán gobernados por morenistas volcados a la campaña de la doctora Sheinbaum.

La reunión del viernes para la entrega de bastón de mando en la 4T, demostró que los mandatarios guindas no tienen mejor cosa que hacer en sus terruños que no sea cerrar filas con Claudia. Y con su futuro.

MC, Dante Delgado y Samuel García quizá no imaginan derrotar a Morena y al lopezobradorismo, pero un segundo lugar no está lejos de sus escenarios más optimistas y probables. Eso lo tendrán que ponderar los emecistas rebeldes de Jalisco.

Con un crecimiento así, sería factible ganar un par de las nueve gubernaturas en juego, alcaldías relevantes; escaños y curules como nunca.

Total; presupuesto, poder de negociación y una proyección para 2030 muy superior a las de los otrora partidos mayoritarios.