Avatar del Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

La subjetiva vara moral de la 4T

SOBRE LA MARCHA

Carlos Urdiales
Carlos Urdiales
Por:

Contradictorio y preocupante que la 4T altere a conveniencia desde Palacio Nacional o a través de las empresas del Estado lo que es o no legal. Se acusan mentiras ajenas, mientras las propias se minimizan.

Falsedades o de plano delitos que los miran y exponen desde la subjetividad de un poder que de su administración apenas espera honestidad, mientras anhela la épica de la transformación.

Videos que exhibieron las aportaciones ilegales a campañas políticas de Morena en el pasado se matizan diciendo que fueron “aportaciones”, mientras que las de adversarios las considera pruebas fehacientes de corrupción y fraude electoral.

El desapego a la verdad en los otros es cinismo. En la CFE y un documento falso que presentó para sustentar la versión del llano en llamas en Tamaulipas, que provocó el apagón del 28 de diciembre, es una mentira venial, intrascendente. Lo de menos, porque lo importante fue que según la CFE y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), hubo flamas. Y apagón. No, pos sí.

Sin el menor empacho, los paganos van a ser los productores privados de energías verdes. Dejando de lado la grave falsedad que ameritó una denuncia penal desde Tamaulipas, la ideología sale avante y lo que importa —a decir de la CFE y el cooptado Cenace— es que las energías renovables, también llamadas verdes, como la eólica y la solar (fotovoltaica), son un peligro para la red nacional eléctrica porque su generación no tiene flujo continuo.

En contraste, las fuentes de electricidad a base de carbón y gasóleo contaminan, pero su caudal es constante. Seguro para una infraestructura anticuada, pero cuyo estado, presente y futuro, se sustenta en la herencia neoliberal.

Sea por los contratos leoninos o por la incapacidad tecnológica para mover al país en el sentido de la sustentabilidad ambiental, los villanos del argüende del apagón resultaron ser los competidores de un monopolio que vuelve por sus fueros.

Si aún las leyes tienen espacio para su interpretación, los gelatinosos códigos morales con los que la 4T juega abren la puerta a la desinformación, que manipula a buena parte de la opinión pública.

Por eso, gobiernos y ciudadanos debemos ajustar nuestra conducta a lo que expresan Constitución, leyes, códigos y normas, aunque éstos sean engorrosos, aunque éstos constriñan los ánimos retóricos de una transformación que modula lo que es, o no, legal, según su predecible, pero volátil criterio.

Querétaro huele azul. Mauricio Kuri solicitó licencia al Senado. Va por el PAN tras la gubernatura de Querétaro. Luego de dos años como coordinador de su partido en la Cámara alta y cinco de disciplina política aguardando su turno, a Kuri le espera una campaña intensa, pero promisoria. Ni PRI ni Morena cuentan con su arraigo y estructura. Caja Libertad y la cuenta pública del municipio de Corregidora serán dos de los varios pendientes que, en caso de ganar, heredará de Francisco Domínguez Servién.