El Duende

El botín

DESDE LAS CLOACAS

El Duende*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
El Duende
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • El Duende

Marko Cortés, presidente nacional del PAN, como dicen en el argot popular, ahora sí “regó el tepache” y cometió una tontería.

Al revelar el reparto de puestos y cargos en Coahuila, producto de la coalición que tienen con el PRI, puso sobre la mesa un asunto totalmente vergonzoso: los políticos viviendo de los impuestos que usted y yo pagamos.

Y mire que decir “viviendo” es una cosa paupérrima y lo deja muy decoroso, porque lo que en realidad sucede es que cada vez se hacen más millonarios a costa del erario.

El líder nacional de los pitufos reveló algo que era conocido desde siempre, sólo que ahora ya no les importa lo descarados que puedan ser.

Históricamente los políticos en México están ahí para repartirse el botín, y cuando se reparte mal, hay motín. Como esta vez.

Pero también puso sobre la mesa una revelación: el reparto de cargos públicos al amparo de la democracia. El PAN-PRI-PRD no son los únicos. El árbitro electoral, ante estas evidencias, no hace nada, pero ésa es otra cosa…

Es lamentable, es obsceno, que los políticos se repartan los millones de pesos que significan los cargos públicos, pero es más grosero aún, que quienes dicen que no son corruptos, acepten esas prebendas ¡y hasta notarías se jueguen!

Ahora, pensar que el PAN es el único es una falacia, en el partido oficialista pasa exactamente lo mismo, y para prueba un botón, hace poco se reveló que un político le pidió a una aspirante presidencial que, a cambio de su apoyo, lo dejara controlar el territorio que ya gobierna.

Es decir, que para que eche a andar la maquinaria de dinero y compra de votos —con dinero público— él necesita que le garanticen que el negocio de su demarcación siga estando en sus manos. Todo, obviamente, por amor al pueblo…

¿Marko Cortés la regó? Yo creo que más bien hizo su aporte a la democracia, jajaja: decir qué y cómo se reparten TODOS los partidos el botín.

Así que, querido lector, en cuatro meses y medio que le toque votar, piense usted muy bien a quien le va a regalar, no su voto, sino su dinero, el mío y el de todos, porque en México, así como dijo Marko, todo tiene un compromiso y ningún apoyo es gratis.

En el baúl. A cuatro meses y medio de la elección, Mario Delgado, presidente nacional de Morena, ha dado por perdida la gubernatura de Guanajuato. Fuentes cercanas a Delgado Carrillo me cuentan que más allá de que el PAN sea el partido dominante en la entidad, las pugnas internas le están cobrando factura a los del partido guinda, tanto así que, de las nueve gubernaturas en juego, ésa es la única donde Mario no ve posibilidad alguna de salir adelante.

Basta por hoy, pero el próximo lunes… ¡regresaréee!