Avatar del Francisco Cárdenas Cruz

Francisco Cárdenas Cruz

Arrecian ataques a UNAM y endurecen las réplicas

PULSO POLÍTICO

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Francisco Cárdenas Cruz

Por quinto día arreciaron desde Palacio Nacional las críticas y acusaciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador a la UNAM, y al mismo tiempo endurecieron las réplicas de egresados y estudiantes, a través de las redes sociales, en las que se empezaron a acumular protestas y exhortos a enfrentar la embestida verbal en las mañaneras, contra la más importante institución educativa del país.

A querer o no, eso obliga a recordar con preocupación lo sucedido en 1968 por las reiteradas andanadas del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz a esa institución, que propiciaron el inicio de aquel conflicto estudiantil, con nutridas movilizaciones de alumnos que culminara trágicamente, lo que hoy nadie desea que se repita, por lo que debería prevalecer sensatez que lo evite, por más “sacudida transformadora” a la Universidad Nacional, que se le busca encubrir, despojándola de su autonomía para controlarla.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Desde que se inició la ofensiva contra la UNAM, circuló insistentemente la versión de que “algo le habían encontrado” al rector Enrique Graue, y aunque no parece que eso sea, el Presidente López Obrador sostuvo ayer que “es importante ventilar los asuntos” de ella, como el manejo del presupuesto y “el salario del rector”, que es de 200 mil pesos, cifra superior a la que él se autofijó al inicio de su sexenio.

Y así como el Ejecutivo federal ha repetido a lo largo del sexenio que no se va a reelegir, aunque está seguro de que la consulta de revocación de mandato en marzo del año próximo logrará la “ratificación” para seguir más allá del 2024, en el caso de la UNAM no deja de insistir en que será “respetuoso de la autonomía”.

No es secreto para nadie que esa palabra le incomoda, por todo lo que representa, y de eso dan cuenta las instituciones y organismos que contaban con ella, que no solamente fueron –y son– acosados, sino que, en no pocos casos, simple y sencillamente desaparecieron, lo que en el caso de la Universidad Nacional puede ser una chispa por la reacción que no solo la “sacudiría” a ella, sino al país mismo.

Entre protestas de los integrantes de las bancadas de oposición, jaloneos, empellones, tomas de tribuna, insultos y conatos de bronca, avanza la aprobación y ratificación, en ambas cámaras, del paquete económico enviado por el Presidente, que incluye la Ley de Ingresos, la Miscelánea Fiscal y el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022, que será el que más calentará los ánimos, cuando se discuta en San Lázaro.

La sumisión ante el jefe, tiene costo político: el caso del secretario de Salud ante diputados, es uno de tantos que veremos el resto del sexenio.