Avatar del Francisco Cárdenas Cruz

Francisco Cárdenas

Más contagios y rebrotes, saturan hospitales

PULSO POLÍTICO

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco CardenasLa Razón de México
Por:
  • Francisco Cárdenas Cruz

La pandemia por Covid-19 en México, lejos de atenuar, como se insiste en hacer creer, arrecia con miles de contagios, rebrotes del virus en varios estados y saturación hospitalaria y el pronóstico actualizado del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud estima que para el primero de noviembre habrá 97 mil 923 fallecimientos, el triple de los registrados ayer: 36 mil 906, más 81 mil 411 casos sospechosos; seis mil 149 confirmados en las últimas 24 horas y un total de 317 mil 635 acumulados.

Los mayores rebrotes ocurrieron en tres entidades del sureste, Veracruz, Yucatán y Quintana Roo y la saturación de hospitales, en Tabasco, Nuevo León y Baja California que cuentan con camas y ventiladores, de acuerdo a los reportes de las autoridades sanitarias la Secretaría de Salud.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Son muchas las expectativas creadas por la inminente extradición a México de Emilio Lozoya Austin, ex director general de Pemex, y la seguridad del presidente López Obrador de que hará revelaciones sensacionales sobre los sobornos recibidos de la empresa brasileña Odebrecht y los nombres de dirigentes y legisladores de partidos políticos de oposición que apoyaron y votaron por la reforma energética el sexenio pasado.

Sin embargo, más valdría no adelantar vísperas hasta ver si, como se asegura, el ex funcionario entrega los videos en los que aparecen varios de ellos a los que real o presuntamente grabó en su despacho de la Torre de Marina Nacional recibiendo fajos de billetes, que recordará el caso del otrora poderoso e influyente empresario argentino Carlos Ahumada, cuando entregó miles de pesos y dólares a varios entonces perredistas.

Uno de ellos, el principal, René Bejarano, secretario particular del a la sazón Jefe de Gobierno del ex DF y hoy Presidente de la República, embolsándose hasta las ligas que apretujaban paquetes de miles de pesos y dólares, que provocaron un escándalo político que involucró a otros perredistas de aquellos años y hoy morenistas.

Habrá que esperar a que Lozoya Austin esté en México, sea presentado ante el juez, rinda su declaración, dé a conocer nombres de ex funcionarios del gobierno priísta de Enrique Peña Nieto involucrados y, como hoy se asegura, entregue la docena de videos en los que presuntamente aparecen dirigentes y legisladores de los partidos políticos beneficiados con los sobornos que dice haberles entregado.

Sería hasta entonces cuando, como espera el presidente López Obrador, se pueda tener en la mano la punta de la madeja de la corrupción en el pasado sexenio priista que podría llegar a ex titulares de varias dependencias vinculadas a Pemex y hasta al ex presidente Peña Nieto que de resultar involucrado, enfrentará una denuncia penal en su contra.