Guillermo Hurtado

¿Cuáles son las ideas de la alianza PRI-PAN-PRD?

TEATRO DE SOMBRAS

*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Guillermo Hurtado

No es un mérito tener reflejos. Si usted está sentado y golpea suavemente la parte baja de su rodilla con un martillito, su pierna se moverá como si fuera a patear un balón. Pero por más que usted se pegue en la cabeza con un martillito, no le brotarán ideas. Para desarrollar ideas sólidas se requiere del uso de la inteligencia, de la disciplina del estudio, del rigor de un método. La oposición partidista mexicana, a saber, la alianza del PRI, el PAN y el PRD —de MC hablaremos en otra ocasión— tiene reflejos políticos, algo lentos, es cierto, algo simples, también es cierto, pero digamos que los tiene. Lo que le ha faltado son ideas.

Jesús Zambrano, Marko Cortés y Alejandro Moreno, dirigentes del PRD, PAN y PRI, respectivamente.
Jesús Zambrano, Marko Cortés y Alejandro Moreno, dirigentes del PRD, PAN y PRI, respectivamente.Foto: Especial

Hace unos días, la alianza opositora formuló una idea timidísima: proponer una tercera vía entre el neoliberalismo y el populismo. La idea quedó en forma de mínimo borrador. No se ha desarrollado. Y es que, a decir verdad, nadie la tomó en cuenta. En los medios de comunicación se discutieron otros temas, pero no esa idea, ofrecida, casi con vergüenza, por nuestra oposición partidista.  

Yo me pregunto si los líderes del PRI, el PAN y el PRD no recibieron un regaño desde arriba por decir que iban a ir en contra del neoliberalismo en 2024. ¿Será que les dijeron que lo que México necesita es más y más neoliberalismo? Si eso fue lo que sucedió, sería bueno que los ciudadanos lo supiéramos. Si la propuesta de la tercera vía ha sido abortada, tendríamos, entonces, que conocer qué otras propuestas nos ofrecerá la oposición, si es que nos hará alguna otra propuesta de semejante calado.  

He leído muchas quejas de que la alianza opositora no tiene un candidato fuerte para 2024. A mí, lo que más me preocupa es que todavía no tenga un proyecto alternativo de nación. De poco servirá tener un candidato atractivo, ingenioso, simpaticón, de ésos que ganan elecciones sin despeinarse, si ese candidato no tiene un buen proyecto para sacar al país del socavón. Y esto que digo sobre un candidato hipotético también vale para cualquier candidata igualmente hipotética.  

Hace unos días, la alianza opositora formuló una idea timidísima: proponer una tercera vía entre el neoliberalismo y el populismo. La idea quedó en forma de mínimo borrador. No se ha desarrollado. Y es que, a decir verdad, nadie la tomó en cuenta. En los medios de comunicación se discutieron otros temas, pero no esa idea, ofrecida, casi con vergüenza, por nuestra oposición partidista

Sería un gravísimo error para la democracia mexicana suponer que sólo por sacar a Morena del Palacio Nacional todo se va a arreglar de manera milagrosa. ¡Esa historia ya la conocemos! Cuando sacamos al PRI de Los Pinos no sucedieron milagros de ningún tipo (que yo sepa).  

La campaña electoral de la oposición en 2024 no puede reducirse a que en su propaganda aparezca un candidato carismático que diga: “Voten por mí, yo no soy de Morena”.  

La ciudadanía tiene el derecho de exigirle —sí, de exigirle— a la oposición, a la alianza del PRI, el PAN y el PRD, mayor solvencia. Debemos pedirles que comiencen a trabajar desde ahora mismo en la elaboración de un proyecto de gobierno para 2024-2030 que ofrezca soluciones razonables a los grandes problemas que ahora padecemos. También debemos pedirles ideas, quiero decir ideas constructivas. Si el PRI, el PAN y el PRD todavía tienen ideólogos, científicos sociales y filósofos políticos dentro de sus filas, queremos escucharlos, queremos que nos ofrezcan un discurso elaborado, sustancial, detallado. México no merece menos.  

Como dije arriba, las ideas no brotan solas, no son estornudos. Hay que cultivarlas con esmero. 

Sería un gravísimo error para la democracia mexicana suponer que sólo por sacar a Morena del Palacio Nacional todo se va a arreglar de manera milagrosa. ¡Esa historia ya la conocemos! Cuando sacamos al PRI de Los Pinos no sucedieron milagros de ningún tipo (que yo sepa)

El PRI, el PAN y el PRD debería estar organizando foros abiertos en los que se discutieran las ideas orientadoras del nuevo proyecto de nación. ¿Cuál será la estrategia para enfrentar la violencia del crimen organizado? ¿Qué programas se llevarán a cabo para erradicar la corrupción que ha invadido nuestro cuerpo social? ¿Qué políticas públicas se pondrán en funcionamiento para reducir la desigualdad económica y de género? ¿Cuál será el modelo pedagógico que se implante en el sistema educativo nacional? Ésas son algunas de las preguntas que se tendrían que estar discutiendo a fondo en el campo de la alianza de los tres partidos opositores.

Nuestra democracia es muy buena para el chisme, el chiste y el choteo. Por desgracia, es pobre en ideas de altura. Hagamos, entre todos, el esfuerzo de pensar con seriedad y con responsabilidad sobre cómo queremos que sea el México del futuro. Repito: hagamos el esfuerzo de pensar.