Héctor Badillo

La gira de Xóchitl por España

DESDE EUROPA

Hector Badillo*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Hector Badillo
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Héctor Badillo

La candidata a la presidencia por el Frente Amplio, resultado de la coalición de los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y Revolución Democrática, Xóchitl Gálvez, viajó a Madrid, tras los abucheos que recibió en Estados Unidos, para reunirse con políticos y empresarios españoles y algunos mexicanos que viven en España.

Resulta curioso que la candidata apoyada por la oligarquía mexicana evitó reunirse con miembros del partido de la ultraderecha española Vox, cuando ella defiende los colores del partido ultraconservador mexicano, el PAN, y ambas fuerzas políticas mantienen una vieja relación, pero Xóchitl decidió que no era conveniente para su campaña y que seguro le traería fuertes críticas en México.

Sin embargo, en redes sociales el expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, quien se autoexilió en España, presumió una fotografía con la candidata a la presidencia de la República. Calderón aseguró en un mensaje publicado en X, antes Twitter, que mantiene una gran amistad con Gálvez e informó que en su reunión abordaron temas sobre las “problemáticas de educación, salud y sobre todo inseguridad en México”.

Por supuesto que Calderón apoya la campaña de Xóchitl y muchos de los seguidores del expresidente también votarán por la panista, pero aún así es un porcentaje bajo con relación a la ventaja que le saca Claudia Sheinbaum, que según todas las encuestas es de el doble, así que la estrategia de Gálvez parece aún fallida. La razón de esto es que los mexicanos no olvidan que durante el gobierno de Calderón la seguridad pública del país estuvo en manos de un narcotraficante sentenciado en Estados Unidos, Genaro García Luna. Qué tipo de consejos de seguridad le puede brindar Calderón a Xóchitl Gálvez.

Lo que sí es claro es que estos políticos viven en una burbuja fuera de la realidad nacional y no entienden que los tiempos han cambiado y los votantes también. Los medios de comunicación ya no tienen la última palabra y es más difícil controlar la opinión pública con falsedades y mentiras.

La exsenadora basa su campaña en dos ejes. Uno en el que quiere parecer cercana al pueblo, asegurando que viene “desde abajo” y que sus raíces indígenas le dan en automático un entendimiento inherente de los sectores más olvidados. Sin embargo, detrás de su campaña están los sectores económicos más poderosos de México.

Como segunda estrategia, que es su guía en esta visita a España, está criticar el trabajo del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en temas de salud y sobre todo de seguridad. Dos sectores que se han visto muy afectados por la corrupción y la impunidad que impera en el país.

Las críticas se deben hacer y más cuando se está en la oposición. Pero cuáles son las propuestas para frenar estas problemáticas. Si Calderón es quien le da consejos de seguridad y salud a Xóchitl, ya sabemos qué va a pasar si la candidata de las élites llega al poder.