Avatar del Hector Badillo

Hector Badillo

El grito en la Puerta del Sol: "Hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual"

DESDE EUROPA

BADILLO
Héctor Badillo.La Razón de México
Por:
  • Hector Badillo

Este fin de semana se acabó el estado de alarma en España por la pandemia de Covid-19, lo que generó la salida de miles de jóvenes a las calles para celebrar hasta la madrugada el fin de las medidas más restrictivas, sobre todo, de circulación.

La Puerta del Sol en Madrid fue el escenario donde una multitud de jóvenes se reunió para celebrar el fin del toque de queda bajo el canto de: “¡alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual!”, cántico que se suele utilizar en los partidos de futbol de la liga española.

La capital de España es bien conocida por su vida nocturna que se puede alargar hasta la mañana del día siguiente y estos personajes nocturnos salieron de su escondite tras la decisión del gobierno de eliminar el toque de queda y la prohibición de las reuniones en domicilios. Aunque poco a poco se va retomando la vieja normalidad en las calles de Madrid y en otras importantes ciudades españolas, hay medidas que permanecen vigentes, como el uso de cubrebocas, el aforo máximo en establecimientos y la hora de cierre de los mismos.

Antes de esta primera explosión de júbilo, tras el término del toque de queda en el país ibérico, siempre me pregunté qué va pasar el día en que en México, España o en cualquier otra parte del mundo donde la Covid-19 haya cambiado por completo la vida de las personas, se terminen las restricciones y se vuelva a la “normalidad”. Este primer pincelazo de emoción que contagió a grupos de jóvenes en toda España es buen ejemplo de lo que podría convertirse en una fiesta mundial tras el control de esta pandemia que aún no está cerca, pero ya está en proceso.

Videos de la gente celebrando en las calles, desde que se dio a conocer el final del estado de alarma en España, inundan las redes sociales. Cabe recordar que éste es uno de los países europeos que más sufrió los estragos del virus ante la oleada de contagios a principios de la pandemia. Mientras eso sucede en Madrid, en Barcelona la Guardia Urbana y los Mossos de Escuadra han desalojado alrededor de 6,500 personas en diferentes puntos de la ciudad.

Resulta lógico pensar que participar en estas reuniones multitudinarias es irresponsable, pues el virus sigue presente y en algunas otras regiones se ha vuelto a reactivar a gran escala, pero como los españoles todos hemos compartido el hartazgo por esta situación que nos mantiene en tensión y nos aleja hasta de nuestros seres queridos. Lo más peligroso es que la multitud que salió a celebrar a las calles es el grupo de edad que teóricamente aún no ha recibido la vacuna contra la Covid-19.

En México también se han anunciado buenas noticias con respecto a los contagios que han disminuido exponencialmente y las restricciones se han ido relajando conforme avanza el programa de vacunación. Aún hay un largo camino por recorrer, el tiempo parece estar de nuestro lado, pero la paciencia es importante para que esta pesadilla termine de una buena vez.

Hasta el momento México se ubica en el lugar número 12 en el mundo de los países que más vacunas ha logrado inyectar a su población, por lo que en breve se alcanzará a inmunizar al 20 por ciento de los mexicanos, así que es cuestión de ser pacientes y pronto podremos nuevamente disfrutar de esa libertad que todos necesitamos.