Hector Badillo

Superbacterias, un riesgo latente

DESDE EUROPA

*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Hector Badillo

Un estudio reciente sobre gérmenes de alta resistencia confirma que cada año mueren más de 1.2 millones de personas en todo el mundo por la aparición de las llamadas superbacterias y, lo más preocupante, esa letalidad podría aumentar por 10 para el año 2050.

Mientras eso ocurre, el mundo sigue batallando con la pandemia del coronavirus que transformó nuestras vidas desde finales de 2019. Estamos en el segundo mes de 2022 y aún no se ve el final de esta pesadilla causada por un enemigo invisible, el virus del SARS-CoV-2 que se originó en Asia y saltó a todos los rincones del planeta. Esta experiencia de salud nos hace darnos cuenta lo rápido que se puede expandir y contagiar un germen que pone en riesgo la vida de millones de personas.

Las superbacterias son gérmenes resistentes a los antibióticos y medicamentos diseñados para combatirlos. Estos son cada día más comunes y superan las muertes causadas por el Sida y algunos tipos de cáncer, según el estudio más reciente publicado en la revista médica The Lancet. Esta investigación que analizó los datos de 204 países advierte que dentro de 30 años estas superbacterias podrían ser causantes de la muerte de 10 millones de personas al año.

Ante este panorama, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que este tipo de bacterias podrían desatar nuevas pandemias, incluso peores que la del virus causante de la enfermedad de Covid-19. La OMS lamenta que actualmente la información sobre el registro de este tipo de gérmenes de gran resistencia es insuficiente en muchos países, y reconoce que hay 700,000 muertes anuales, pero podrían ser muchas más.

Los médicos se enfrentan a una problemática cada vez más común al encontrarse con bacterias inmunes a los tratamientos actuales y, según el estudio, esto se debe al uso excesivo de antibióticos sin un seguimiento profesional en humanos y animales. Investigadores de este tipo de bacterias advierten que es una amenaza latente para la vida de los humanos y es tiempo de actuar para frenar esta bomba de tiempo contra la salud pública.

En Europa, Bélgica es uno de los países que investiga nuevas alternativas para combatir las superbacterias. Científicos de aquel país experimentan desde 2019 con el uso de un tipo de virus que ataca solamente a las bacterias, denominados bacteriófagos. Esta novedosa y polémica manera para contener a las superbacterias se ha ido probando poco a poco, ante la resistencia de los gérmenes a los medicamentos utilizados actualmente.

Resulta preocupante pensar que una nueva amenaza a la salud mundial podría estar tomando forma y desatar una nueva pandemia que, según algunos investigadores, podría ser peor que la que vivimos en la actualidad. Es importante que los gobiernos e instituciones investiguen este tipo de amenazas, que unan esfuerzos sin importar la nacionalidad y, sobre todo, estar preparados con un sistema de salud fuerte y accesible para la sociedad con nuevas alternativas de tratamientos contra los causantes de las enfermedades.