Avatar del Leonardo Núñez González

Leonardo Núñez González

Elecciones en Georgia y el futuro de Biden

EL ESPEJO

Leonardo Núñez González
Leonardo Núñez GonzálezLa Razón de México
Por:

La victoria electoral de Joe Biden en las elecciones de 2020 es un hecho incontrovertible que se materializará el 20 de enero, cuando se realice la ceremonia de toma de protesta.

Pero esta semana se definirá si su gobierno podrá impulsar grandes cambios legislativos o si tendrá un margen de acción reducido, acotado por los republicanos.

Esto se debe a que el próximo 5 de enero se llevará a cabo una elección especial en Georgia, en donde se definirán dos asientos del Senado que significan todo para el gobierno de Biden. Después de las elecciones de 2020, los republicanos se quedaron 50 de los 100 asientos de esta cámara, mientras que los demócratas tuvieron 48 senadores. Los dos espacios restantes corresponden al estado de Georgia, en donde existe un mecanismo de segunda vuelta en el que, si en el día de las elecciones uno de los candidatos no obtiene más de 50% de los votos, se tiene que realizar una segunda elección con los dos candidatos punteros. Si los demócratas conquistan estos espacios, se quedarán con la mayoría de la Cámara, pues la vicepresidenta Harris tendrá el voto de calidad para romper los empates en las votaciones.

Actualmente esos dos espacios están controlados por los republicanos. El primero, ocupado por David Perdue, se jugó en las elecciones del 3 de noviembre contra Jon Ossoff, un periodista y productor de documentales que llamó la atención desde 2017, cuando obtuvo el primer lugar en las elecciones de la Cámara de Representantes en un distrito históricamente republicano, pero terminó perdiendo en la segunda vuelta. Esta vez, Ossoff quedó en segundo lugar, pero dado que el senador republicano obtuvo 49.73% de los votos, tendrán que enfrentarse en una segunda vuelta.

El segundo asiento actualmente está ocupado por la republicana Kelly Loeffler, pero ella se encuentra en sustitución de Johnny Isakson, senador que renunció a finales de 2019 por motivos de salud, por lo que se tiene que llevar a cabo una elección especial. En este caso, en la elección de 2020 pudieron participar múltiples candidatos de los partidos políticos y los dos candidatos punteros pasaron a la segunda vuelta. El segundo lugar lo obtuvo Loeffler y se enfrentará al primer lugar, el pastor Raphael Warnock (cuya influencia y simbolismo es particularmente importante dado que ocupa el mismo espacio en la Iglesia Bautista de Ebenezer, que en su momento tuvo Martin Luther King).

Georgia ya se convirtió en un hito al haber sido uno de los estados que Biden pudo arrebatar a los republicanos, que lo habían ganado ininterrumpidamente desde 1996, pero esa victoria se dio por un margen muy estrecho, pues Trump perdió ahí por sólo 11,799 votos. Las últimas encuestas muestran a los dos demócratas a la cabeza de las preferencias, pero históricamente las segundas vueltas en Georgia han tenido una menor participación, lo que puede afectar más a los demócratas, cuyo electorado mayormente afroamericano suele enfrentar mayores restricciones al voto, por lo que mucho del resultado depende del trabajo de campo y movilización de los partidos, que han concentrado toda su atención aquí. Veremos si Biden podrá gobernar o tendrá que lidiar con los republicanos.