Mauricio Flores

Bartlett, EU y el verdadero “parlamento cerrado”

GENTE DETRÁS DEL DINERO

Mauricio Flores *Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Mauricio Flores 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Mauricio Flores

La inflamada retórica nacionalista de Manuel Bartlett parece destinada a quedar como testimonio de “apertura y diálogo” concedido del Poder Ejecutivo a través del “Parlamento Abierto” de la Cámara de Diputados; las verdaderas decisiones en torno a la contrarreforma eléctrica se tomaron en Palacio Nacional y Estados Unidos con la reunión entre la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, y Andrés Manuel López Obrador, así como en el Condado de Harris al concretarse la venta del 50% de Deer Park hecha por Shell a Pemex…, transacción palomeada por el gobierno de Joe Biden.

La carta enviada por los legisladores demócratas Robert Menendez, Jeff Merckley, Tim Kaine y Brian Schatz se sumó a la larga lista de misivas de otros congresistas —incluidos republicanos— que advierten de los riesgos para la relación de negocios con México y la urgencia de eliminar las aristas expropiatorias y de concentración dominante que se pretende para la Comisión Federal de Electricidad. El embajador Ken Salazar refleja la convergencia de las posturas del Poder Ejecutivo y Legislativo de su país, mismas que llaman a México a honrar los compromisos de reducir emisiones de CO2 so pena de futuros aranceles a los productos elaborados con energías sucias.

Así, las multimillonarias inversiones estadounidenses en energía renovable, los contratos de suministro de combustibles fósiles a México y el mismo T-MEC, hacen del vecino país una parte activa decisoria, le guste o no le guste a la 4T.

No es gratuito que la Federal Energy Regulatory Commission que encabeza Richard Glick diera largas para autorizar la compra de Deer Park; primero fue necesario que la SCHP destinara 3 mil millones de dólares a pagar deuda de Pemex a fin de aligerar el balance y asegurar que la empresa productiva del estado fuera solvente para operar la refinería ubicada en Texas y que requerirá pericia y margen para invertir 800 millones de dólares en conservación y mejora de sus activos los próximos 3 años.

Así, la suerte final de la contrarreforma eléctrica pasará por los acuerdos alcanzados con la Casa Blanca y el Capitolio.

Las prisas y la madera de los árboles. Fueron 20 mil árboles los sacrificados inútilmente en el tramo norte del Tren Maya que no se va a concluir, según afirma el nuevo titular de Fonatur, Javier May. El plan original era replantar y hacer un programa de remediación en las inmediaciones del trayecto entre Playa del Carmen y Cancún. ¿Seguirá ese plan ahora que oootra vez se aborta un trazo? Pero aún más interesante, ¿y la madera? Muchos eran árboles maderables de alto valor, nos dicen grupos ambientalistas…, y que curiosamente salieron hacia la India y China embarques de maderas preciosas desde Manzanillo y Lázaro Cárdenas. ¿Mmmmm? Lo que sí es un hecho es que en la decisión del cambio ha primado las prisas presidenciales sobre la continuidad, homogeneidad e integridad de la obra. Más aún que se tendrán que hacer al vapor los estudios geológicos adicionales para el nuevo trazo, modificar la logística de materiales y equipos, amén de la negociación de las expropiaciones a cargo de la Sedatu, de Román Meyer.

Banorte muestra músculo. La institución al mando de Carlos Hank González mostró en sus estados financieros de finales de 2021 que tiene galleta para competir en la venta de Banamex: un índice de capitalización de 24.7%, el más alto en la banca mexicana y ampliamente por arriba de lo que establece el estándar de Basilea III, una cobertura de liquidez al 246% y sólo un 1% de cartera vencida; de hecho, el bando dirigido por Marcos Ramírez elevó en 2% toda su cartera crediticia, pese a la compactación del mercado automotriz, de corporativo y gobierno. Y, por supuesto, especialmente relevante, aumento de 92% el número de transacciones de banca móvil al contar con 4.6 millones de clientes con ese servicio y otros 6 millones en servicios digitales.