Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

IMSS prepara cortón con UNOPS

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores
Por:
  • Mauricio Flores

Ante el relajo en que se convirtió el proceso de compra de medicinas y material médico que el Insabi, de Juan Ferrer, encargó a la oficina de Naciones Unidas UNOPS, dirigida por Grete Faremo, el Instituto Mexicano del Seguro Social tiene ya su “Plan B” a fin de evitar el desabasto que se atestigua en las entidades públicas de salud y garantizar el servicio a los derechohabientes, tal y como le obliga su estatus de organismo tripartita: así lo muestra el Modelo de Abasto de Insumos Médicos 2021 que elaboró el instituto a cargo de Zoé Robledo y que se perfila como modelo para 2022.

El documento en cuestión consta de una presentación de 17 páginas en las que expone un modelo de Abasto Simultáneo para adquirir 3,485 claves con un valor estimado en 2021 de 93,349 millones de pesos; el modelo de Abasto Simultáneo de compra hace a un lado el modelo de Compras Calendarizadas que busca ejecutar la UNOPS, aquí a cargo de Giuseppe Mancinelli.

El experto en compras de Gobierno de la firma Cabildum, Oscar Flores, lo explica sencillamente: ante el riesgo de enfrentar los tropiezos que padece el proceso orquestado por UNIP y que ha llevado a la escasez de insumos médicos (incluido el cuadro básico de vacunación) en buena parte del sector público, el IMSS no pretende correr ese riesgo en este 2021 y menos para el 2022. El Instituto posee el personal, la capacidad y la experiencia obtenida en los diversos concursos de compras consolidadas que le fueron encomendadas hasta 2018, como para buscar su propio abasto al amparo del párrafo 5° de la Ley de Adquisiciones y Arrendamientos de Servicios del Sector Público.

Vaya, el IMSS debe cumplir con dicha Ley, quedando exento de un convenio que hace extraterritorial (y que a final de cuenta privatiza) el marco normativo de compras y que, como está a la vista, genera deficiencias de entregas de casi 75% en el primer trimestre del 2021.

Dice el clásico: más vale solo que mal acompañado.

La tierra de los inconformes. El Centro Ricardo B. Salinas Pliego es el territorio para aquellas mentes contrariadas con la realidad que nos rodea, que no temen mostrar su inconformidad pero, lo más importante, que están dispuestas a tomar la vida por los cuernos para transformarla. El Centro —en el que confluyen Kibernyus, el programa de Arte y Cultura, Caminos de la Libertad— se conforma como la plataforma para la investigación, análisis, debate y construcción de conocimiento y desarrollo cultural. La inconformidad, en la perspectiva de Ricardo Salinas Pliego, requiere optimismo para convertirse en acción fructífera; requiere de libertad como acción de transformación cultural. El legado de Salinas Pliego empieza a echar raíces.

Registro Celular: el balcón de Xóchitl. El IFT requerirá 110 millones de pesos en 2020 para iniciar la puesta en marcha del Registro Celular; además, el instituto que encabeza Adolfo Cuevas tendrá que solicitar a la SHCP, de Arturo Herrera, esos recursos para comprar los equipos registro y almacenamiento, biométrico, además de otros 80 millones de pesos anuales para expandir y mantener los datos en condiciones seguras. Sin embargo, la cadena de acopio de información puede ser quebrantada en cualquier punto de recopilación de datos; esta debilidad fue expuesta por la senadora Xóchitl Gálvez, quien en una reunión de análisis mostró que, extrañamente, la propuesta de exigir los datos biométricos de los usuarios de servicios celulares, rompió con la iniciativa original que presentó Mario Delgado (cuando líder de Morena en Diputados) por la propuesta del comisionado del IFT, Sóstenes Díaz. La pista, podría ser, los proveedores de esos equipos de registro biométrico.