Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

Ramírez Cuéllar; más impuestos al consumo

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores
Por:
  • Mauricio Flores

El documento “Proyecto de Plan de Actividades para el Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria” que elaboró la bancada de Morena en la Cámara de Diputados y que dirige Alfonso Ramírez Cuéllar, no deja lugar a duda: pasando las elecciones de junio próximo, se propondrá una serie de modificaciones tributarias que incluiría elevar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a los alimentos y bebidas procesadas conforme al “semáforo octagonal” que tanto promovió el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell.

En el documento de trabajo habla de la necesidad de fondear los proyectos de la 4T, entre ellos el del Insabi para servicio a nacionales y extranjeros, así como de gratuidad de la educación superior.

Y señala “No obstante, es necesario identificar los requerimientos presupuestales de estas reformas a fin de dar sustentabilidad a las finanzas públicas de nuestro país y las políticas públicas que se implementarán. Cabe destacar que dichos avances son el principio del establecimiento de un Estado de Bienestar, por lo que es necesario buscar alternativas de financiamiento y dotarlo de sostenibilidad. Es menester señalar que se buscará que la base de este proyecto sea la progresividad y construir un nuevo acuerdo entre municipios, estados y Federación”

Es público el plan del líder morenista de aplicar un impuesto a las herencias (copia de una legislación de Argentina) para financiar vacunas y tratamientos contra el Covid-19. Por supuesto, habrá que preguntarse primero que sucedió con los 75 mil millones de pesos recogidos de Fideicomisos Públicos que tenían ese mismo propósito…, pero otra fuente de financiamiento serían mayores impuestos al consumo de alimentos y bebidas que fueron demonizados con el sistema de sellos octagonales en color negro.

La bancada mayoritaria todavía discute tasas impositivas y proporciones, pero se habla que sería precisamente progresivo: por ejemplo, si un alimento tiene un sello negro, pagaría 10%, si tiene 2 sellos negros pagaría 20% y si tiene 3 sellos sería 30% y así progresivamente. Este plan, por supuesto, pondrá en ascuas a las empresas agrupadas en ConMéxico que encabeza Sergio Alcocer.

UNOPS, y volver volver. El reclamo de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, que encabeza Irma Egoavil, para que los laboratorios hagan la entrega directa de los medicamentos que les ha adquiridos la UNOPS, a cargo de Giuseppe Mancinelli, (a cuentagotas, sólo 20% de los requerimientos de medicamentos prioritarios para el primer trimestre de 2021), en vez de entregar en cuatro bodegas de Birmex de Pedro Zenteno, significa dos cosas: a) las multinacionales no quieren dejar su prestigio en medio del relajo y rebatinga entre Birmex y el Insabi, este de Juan Ferrer, y sus productos lleguen en mal estado a clínicas y hospitales públicos; b) que los laboratorios recontrataran a los servicios logísticos especializados, las firmas agrupadas en la ANDI, que encabeza Rubén Hernández, con las que anteriormente trabajaban y ahora volverán a trabajar a fin de cumplir con el sector público. Vaya, Birmex convocó la licitación LA-012NEF001-E20-2021 para distribución de medicamentos cuyas características mas semejan la contratación de fletes que de logística. En suma, estaríamos regresando al modelo anterior, pero luego de un gran costo humano y económico… incluidos los 138 millones de dólares pagados a la UNOPS.

Colonialismo filantrópico, avanza. Ayer por la tarde la diputada morenista Carmen Medel Palma y sus correligionarios se reunieron con Hugo López-Gatell para “recibir línea” sobre la iniciativa y dictamen contra el uso de vapeadores y limitación al extremo de la venta de cigarros que esa mayoría debe aprobar. Vaya, esto, como en los mejores tiempos del PRI cuando la división de poderes estaba de florero..., pero algo peor, pues dicha iniciativa y dictamen, como aquí se dio a conocer, fue elaborado por una Gianella Severini, una empleada del multimillonario Michael Bloomberg y su colonialismo filantrópico.