404 Not Found

404 Not Found


nginx
Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

UNOPS, el contrato leonino con México

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores
Por:
  • Mauricio Flores

Todavía son muy populares las pelis de romanos, donde unos leones se meriendan algunos misérrimos cristianos por órdenes del César; una brutal tradición imperial que originó la expresión de “leonino”, especialmente en el mundo de los negocios, para denotar la abierta ventaja de una de las partes en transacción sobre la otra, misma que padece evidente sojuzgamiento…, y eso es precisamente el contrato, en manos de este columnista, que la UNOPS, de Grete Faremo, firmó con el Insabi, de Juan Ferrer.

El documento firmado el 31 de julio de 2020 y hasta ahora secreto, guardado a siete llaves, precisa el cobro de 135 millones de dólares que la agencia de la ONU, aquí representada por Giuseppe Mancinelli, en partes mensuales bajo condiciones de secrecía absoluta de información en todo el proceso de compra de hasta 6 mil millones de medicamentos y material médico por 53 meses o hasta que se cumpliera el contrato firmado por Ferrer y por Fernando Cotrim, representante de UNOPS en México.

La opacidad es casi absoluta. Dice: “de igual forma, la UNOPS a partir de la fecha de celebración del presente Acuerdo Específico, se obliga a no divulgarla o proporcionarla por cualquier medio, aun cuando se trate de incluirla o entregarla en otros documentos como estudios, reportes, propuestas u ofertas, ni en todo ni en parte, por ningún motivo a entidades de las cuales la UNOPS tenga alguna relación de cualquier índole por sí o por terceras personas”.

En el Inai, que dirige Blanca Lilia Ibarra, alguien debe estar con infarto: todo el proceso de compra escapa a la legislación mexicana cuando impone un gerente todopoderoso controle las compras e información. ¿México ya no es tierra de conquista?

La oscuridad, ni los cobros de 135 millones de dólares al Estado mexicano son los únicos abusos de dicha agencia. Hay que agregar que conforme a la referencia al artículo IX de operación de la UNOPS, ésta no tiene ninguna responsabilidad, pues goza de absoluta independencia… independencia que le fue ratificada en 2019 por la bancada mayoritaria de Morena, cuando era dirigida por Mario Delgado, cuando se modificó la Ley de Obra, Adquisiciones y Arrendamientos del Sector Público que permitía adquirir medicinas en el exterior fuera de las leyes mexicanas.

¿Parece privatización multinacional? Lo es: en el contrato referido se establece la cuenta 323-846017 del JP Morgan Chase Bank para que el gobierno pague por anticipado entre 2020 y 2021 3,973.6 millones de dólares para la compra de insumos más casi 28 millones de dólares de “servicio”.

La actual legislación de compras públicas prohíbe pagar por anticipado más de 25% de un contrato, pero con el organismo se omite la prohibición y se le autoriza desde un principio ejercer 65.9% del mismo al inicio del proyecto.

La Auditoría Superior de la Federación, a cargo de David Colmenares, podría decir mucho en su reporte 2020.

IMSS, te extrañamos. ¿Cuánto cobraba el IMSS, hoy a cargo de Zoé Robledo, para realizar la compra consolidada de medicamentos? Nada. ¿Ocultaba información? Nunca: sus reportes se analizaban a detalle al punto que OCDE, entonces a cargo de José Ángel Gurría, emitía recomendaciones para atajar corrupción. ¿Qué porcentaje de entrega de medicinas logró el IMSS a todo el sistema público de salud? EL 98% en 2018. ¿Cuánto lleva UNOPS en 2020-2021 y espera lograr en 2020? Menos del 50% en el primer año y estima llegar a 80% en 2022.

Tal vez por eso Andrés Manuel López Obrador trae tanta muina contra la ONU.

A Telemundo, series de Epigmenio. En estos días de guardar, prohibido andar de mal pensados. El crédito de 150 millones de pesos que Bancomext, hoy dirigido por Juan Pablo Botton, a Epigmenio Ibarra está bien soportado, nos dicen de buena fuente; que no fue de a “grapa” sino sustentado por una serie de proyectos de contenidos para streaming contratados con firmas como Telemundo, al mando de Beau Ferrari, y que ello avaló fast-track el crédito. Vaya, habría que conocer los plazos, tasas y condiciones de solvencia ya que el financiamiento para creadores no es nuevo en la banca de desarrollo (data de 2016) y podría haber permitido a cineastas, productores de cine y teatro, compañías completas de arte perene e imperen subsistir en el doloroso año 2020. Por cierto, el principal producto de Don Epigmenio son las narco-series… dicen que muy recomendables.