Avatar del Mónica Garza

Mónica Garza

País: México. Diagnóstico: Homofobia

GENTE COMO UNO

Mónica Garza
Mónica Garza
Por:
  • Mónica Garza

“Joven es decapitado por su propia familia por ser gay”… dijeron los titulares que esta semana anunciaron en Irán la muerte de Alireza Fazeli Monfared, asesinado por su hermanastro y sus primos, cuando descubrieron que el joven de 20 años había sido rechazado del servicio militar —obligatorio en aquel país— por “depravaciones morales y sexuales, como ser homosexual”. Una deshonra que allá amerita la muerte.

De acuerdo a la última actualización de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, en 2019 todavía existían 70 países que criminalizaban las relaciones entre personas del mismo sexo y al menos en 7 se establecía la pena de muerte como castigo.

En México la ley no aplica un castigo como tal, pero la homofobia en muchas entidades es como una sentencia de muerte. Según la Comisión Ciudadana de Crímenes de Odio por Homofobia, entre 2013 y 2018 aquí fueron asesinados 473 jóvenes homosexuales y mujeres transexuales. Con lo que seguimos ocupando el segundo lugar en crímenes de odio por homofobia en América Latina.

Entre el 51 y 65% de quienes respondieron a la Encuesta sobre Discriminación por Motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género 2018, señaló haber sido discriminado para obtener un trabajo o un ascenso.

Y es quizá por eso que el 56% de las personas de la diversidad en el ámbito laboral, no expresan abiertamente su preferencia sexual, según reporta la Alianza por la Diversidad e Inclusión Laboral en su última encuesta.

El estudio “El Consumidor LGBT+ mexicano” de Nielsen México, arrojó que el 40% de los encuestados ha sufrido alguna agresión verbal o física por su orientación sexual o identidad de género; y que el 56% de la población heterosexual sigue mostrando rechazo a personas de la diversidad.

Pero a los datos duros generales, hoy hay que sumar los que ha dejado la pandemia por Covid-19 y para ello la Organización Yaaj México, junto al Consejo para Prevenir la Discriminación en la Ciudad de México, la Secretaría de Relaciones Exteriores, 3 agencias de Naciones Unidas y más de 30 organizaciones de la sociedad civil -además de gobiernos internacionales- hicieron un gran esfuerzo para generar el Informe: Impacto Diferenciado de la Covid-19 en la población LGBTI+ en México.

Personas exigen paz durante la Marcha del Orgullo LGBT+, en la Ciudad de México.Foto: Cuartoscuro

Hay muchos datos demoledores, entre los que destacan que:

Aunque las personas LGBTI+ sean consideradas un grupo de atención prioritaria por la Secretaría de Salud, menos del 10% del total de quienes respondieron las encuestas cuentan con asistencia de programas de Gobierno.

En materia de salud mental, 25% de quienes señalaron recibir algún tratamiento, tuvieron que interrumpirlo y casi 40% de los jóvenes homosexuales entre 18 y 19 años, refirió tener pensamientos suicidas. 15 % de ellos realizó al menos un intento de quitarse la vida.

Durante el confinamiento, 28.25 por ciento de los encuestados decidió revelar su orientación sexual o identidad de género a su familia o cercanos. 40% de ellos recibió reacciones negativas como rechazo, o intentos de acercarlos a personas o “terapias” para “corregirlos”.

Los porcentajes de aceptación más bajos se registraron entre las familias de mujeres trans, donde sólo el 46 % recibió apoyo de sus seres nucleares.

El mayor nivel de violencia o discriminación para esta comunidad se ha registrado al interior de los hogares, sin embargo, el estudio de Yaaj también detectó que las redes sociales, la calle, el transporte público y los centros comerciales fueron focos de agresión en el periodo de emergencia sanitaria.

Aumentó 35.93% la explotación laboral y la reducción salarial injustificada.

En el proceso electoral también se han detectado actos de discriminación y homofobia hacia algunos aspirantes, como el caso de la candidata del PRI a la presidencia municipal de San Pedro Jicayán, Humberta Marcelo Vasquez, que en días recientes denunció ser víctima de violencia política en razón de género por pertenecer a la comunidad LGBTI+ y luego de haber cambiado el nombre de varón que usaba. Hoy la acusan de fraude por usar nombre femenino sin vestirse como mujer o haber modificado su cuerpo.

En 2020 más de 40 personas de la comunidad LGBTI+ fueron asesinadas en México por su preferencia sexual o entidad de género distinta, y más de la mitad sólo en el estado de Veracruz, donde la comunidad LGBT es más vulnerada que en ninguna otra entidad.

Por increíble que parezca, hay rincones en nuestro país donde siguen viviendo con prácticas medievales, inquisidoras, moralinas, retrógradas. Lejos de luchar por la libertad de expresión de todas las personas, violan sus derechos desde lo más elemental.

Pobrecito México, donde seguimos buscando una pastillita para curar la homosexualidad, en lugar de buscarnos un tratamiento integral para curarnos de la ignorancia…