Rozones 

El Fresnillo de Monreal

ROZONES

Rozones*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Rozones
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Rozones l

Así que el municipio de Fresnillo, Zacatecas, cumplió tres años consecutivos de estar en primer lugar en percepción de inseguridad. Son tres años en los que el Inegi ha medido este fenómeno, trimestre a trimestre, y en los que Fresnillo siempre ha aparecido hasta arriba. La más reciente medición arroja que 96 de cada 100 habitantes se sienten amenazados por la delincuencia. En esos tres años el morenista Saúl Monreal gobernó el municipio. Y ni modo que le eche la culpa a la “herencia maldita”, si él encabezó el Ayuntamiento los dos años anteriores. Todo un récord, el del ahora flamante aspirante al Senado por el guinda, quien dejó el municipio como estuvo bajo su mandato: sumido en la violencia, con ejecuciones, extorsiones, desapariciones forzadas y otros delitos de alto impacto todos los días. Y así, nos dicen, Saúl busca otro espacio de poder. Uf.

Naucalpan le pisa los talones

Y ya que hablamos de la encuesta del Inegi, imposible dejar de mencionar el caso de Naucalpan, municipio del Estado de México que le pisa los talones a Fresnillo, pues en tres meses escaló tres posiciones para llegar al segundo lugar, con 90.1 por ciento de percepción de inseguridad. Esta demarcación está gobernada por la panista Angélica Moya Marín, lo que confirma que el problema no es de colores ni de militancia partidista, sino de voluntad y capacidad para gobernar. En sólo tres meses, de septiembre a noviembre del año pasado —el corte más reciente— los homicidios se dispararon en 56 por ciento, al pasar las víctimas de 25 a 39 respecto al trimestre anterior. Y en ese lapso también aumentaron los feminicidios, los secuestros, la extorsión y varias modalidades de robo. Con razón nueve de cada diez naucalpenses viven con miedo. Y lo peor, nada se ha hecho y quizá nada se haga para cambiarlo. Ahí el dato.

Se agita el avispero

El solo anuncio del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que propondrá la desaparición de los órganos autónomos agitó el avispero político en pleno cierre de precampañas. Como era de esperarse, la oposición descalificó el planteamiento y advirtió que la reforma, que tendrá que ser necesariamente constitucional, no pasará en el último periodo ordinario de sesiones de la actual legislatura. Morena, por su parte, adelantó que el primer mandatario cuenta con el respaldo del partido, a sabiendas de que no tiene los votos necesarios para modificar la Carta Magna. Pero el dardo ya fue lanzado y, si como muchos creen, la intención era generar una nueva polémica, dio en el blanco. El tema, sin duda, se sumará al de las pensiones y a otros que, inevitablemente, convertirán al Congreso de la Unión en arena electoral, con todo y veda. Pendientes.

No dar gusto al Poder

Y fue el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena el que ayer, al tomar protesta de nuevos magistrados y magistradas de circuito, mandó un mensaje que, nos comentan, aunque no se quiera, encaja en el contexto que oscila entre la diferenciación y la polarización entre poderes. “Deberán resolver no sólo casos complejos entre particulares, sino también tensiones políticas entre poderes, es decir, deberán fungir como el poder contramayoritario que, en ocasiones, es el Poder Judicial, y que no está destinado a dar gusto a las mayorías o al poder en turno, sino a la Constitución”, les dijo Gutiérrez. No es gratuito, agregó, que la duración del puesto de las personas juzgadoras en el Poder Judicial de la Federación, jueces, magistradas y ministras, no responda a los tiempos de otros poderes.

Reaparecido

Y fue Marcelo Ebrard quien, tras haber tenido en vilo el proceso interno morenista el año pasado, antes de finalmente definirse a favor de continuar en el partido guinda, ayer apareció en el mitin de cierre de precampaña de Claudia Sheinbaum. No podría haber sido de otra manera, nos dicen, porque se trata de eventos en los que cualquier acción u omisión que revela algún tipo de fractura se traduce en un costo. El caso es que el de ayer fue el primer acto masivo de Claudia al que asiste el excanciller, quien, además estaría dando cuenta de que en algún momento podría solicitar o exigir algún espacio para seguir haciendo política. Por lo pronto, en las benditas redes publicó la foto del momento en el que Claudia lo saludó y el mensaje “Vamos por la siguiente etapa de la 4T”.

Entre Palacio y Davos

Y nos cuentan que fue el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, el que no apareció en las imágenes del acto en el que se firmaron convenios de federalización de los servicios de Salud en Palacio Nacional, entre el IMSS y las entidades federativas, centralmente las que forman parte de la 4T, y que tampoco se le vio, como a otros, en el cierre de precampaña de Claudia Sheinbaum en el Monumento a la Revolución. Y pues claro que no estuvo y ni podría haber estado, nos hacen ver, porque se encuentra en Davos, Suiza, participando en el Foro Económico Mundial, el cual, declaró, “nos acerca a centros financieros globales para el beneficio de nuestro estado”. Hay que decidir a veces entre apostarle a los asuntos de la agenda global o a los de la agenda local.