Salvador Guerrero Chiprés

Godoy-Harfuch, de nuevo dream team

CIVITAS

Salvador Guerrero Chiprés*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Salvador Guerrero Chiprés
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Salvador Guerrero Chiprés

Desde diciembre del 2018 en este cambio de régimen, las reuniones del Gabinete de Seguridad en la Ciudad de México terminaron con los obstáculos a resultados en seguridad y justicia. Se acabaron el distanciamiento y la competencia tóxica entre el procurador de Justicia —antes de la transformación en Fiscalía— y el secretario de Seguridad.

Al menos desde los años 70, el vínculo entre el jefe de la Policía y el responsable de impartición de justicia estuvo severamente afectado por corrupción, disputa de egos, peleas de los respectivos padrinos, incapacidades de uno u otro lado y ocasionales liderazgos y habilidades de algunos de ellos, en contraste con el funcionario de la otra dependencia.

Al cierre del Gobierno de Miguel Ángel Mancera había una escalada en la incidencia delictiva con su punto máximo en el periodo enero-noviembre, con 61 mil 891 delitos de alto impacto.

Entre los ejes centrales de la política de seguridad implementada por Claudia Sheinbaum como Jefa de Gobierno, y continuados por Martí Batres, ha destacado la coordinación interinstitucional, la decisión de impulsar a las instituciones contra el delito, lo cual está reflejado en las detenciones récord en contraste con cualquiera otra entidad, y también la habilidad política de colocar al centro a la ciudadanía y colocar fuera de lugar a los liderazgos partidistas de la oposición.

Voluntad y sensibilidad disciplinada de la ahora exfiscal General de Justicia, Ernestina Godoy Ramos, y del también exsecretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, facilitaron el entendimiento y diseño de estrategias conjuntas. Ahora los dos se agregan como movilizadores de Morena contra el PAN y el PRI.

Entre 2018 y 2023 hubo una reducción de 59.6 por ciento en los delitos de alto impacto, la captura de más de 100 líderes de grupos criminales con operación en la CDMX, una baja superior al 50 por ciento en homicidios dolosos y en más de 80 por ciento en secuestros.

A ver qué le responde el PAN al argumento de Batres acerca de cómo se negó a ratificar a Ernestina Godoy, pero se muestra acrítico ante un fiscal de Guanajuato asociado con el récord nacional de homicidios dolosos en tasa por cien mil. En su cuarto informe de labores al frente de la FGJ, Godoy anunció: “Desde mañana saldré a las calles para luchar contra el grupo político que ha operado la corrupción inmobiliaria en esta ciudad”.

La respuesta de Clara Brugada, precandidata morenista a la Jefatura de Gobierno y la más aventajada en las encuestas, es más que un reconocimiento al trabajo de la exfiscal, cargo que ahora desempeñará de manera interina Ulises Lara. “La lucha sigue y juntas saldremos a las calles a conquistar los corazones de nuestra gran Ciudad de México”.

Sheinbaum, en su visión de integrar a las mejores personas a su equipo, invitó a sumar a Godoy como candidata al Senado de la República, posición donde por rutas diferentes volvería a hacer mancuerna con García Harfuch.

Dream team en los escaños.