Lunes 1.06.2020 - 09:41

Trump tiene otros datos

WhatsApp-Video-2020-01-20-at-21.50.46-1
Por:

Fuerzas de seguridad de Nicaragua capturaron a cuatro terroristas que intentaban entrar a México y llegar a Estados Unidos. Estos sujetos que las autoridades aseguran pertenecen al grupo terrorista de ISIS, llevaban por lo menos 45 días en América Latina.

Ibrahim Mohamed, de 33 años de edad; Mahmoud Samy Eissa, de 26 años, los dos de nacionalidad egipcia; así como Ahmed Ghanim Mohamed Al Jubury, de 41 años de edad, y Mustafa Ali Mohamed Yaoob, de 29 años, ambos iraquíes, habían entrado de manera ilegal a Nicaragua procedentes de Costa Rica.

Días antes un reporte del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos alertaba a la Policía Federal sobre la posible presencia en territorio mexicano de tres presuntos integrantes de ISIS. Se informa que los sujetos son identificados como: Ahmed Ghanim Mohamed Al Juburi, de Irak, y Mahmoud Eissa e Ibrahim Mohamed, de Egipto.

[caption id="attachment_949256" align="aligncenter" width="1200"] Cuatro presuntos terroristas del Estado Islámico (ISIS), de quienes se había emitido una alerta en México, fueron detenidos en Nicaragua el pasado martes (en la foto, boletín informativo de tres de ellos).En el 2014, la Secretaría de Hacienda estableció parámetros para bloquear cuentas bancarias a quienes “cometan, o intenten cometer, actos de terrorismo, participen en ellos o faciliten su comisión”.Y desde 2015 existe una “Lista de Personas Bloqueadas”, en donde están incluidas más de 600 personas físicas y morales que han mantenido una presunta relación con el terrorismo internacional, entre ellas organizaciones como Al Qaeda, Los Talibanes y el Estado Islámico.[/caption]

Ahora sabemos que no eran tres, sino cuatro, los terroristas que buscaban llegar a México. Primero pasaron por Panamá el 12 de mayo, y también hay registro de su presencia en Costa Rica el pasado 9 de junio.

El pasado lunes por la noche, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, rechazó que los sospechosos se encontraran en territorio mexicano y señaló que sólo se trataba de una alerta internacional que ocurre frecuentemente, sobre todo cuando las autoridades tienen identificado el paradero y ruta de los objetivos criminales.

Estos sujetos no llegaron a México, y la Policía Federal estuvo alerta para detectar la posible presencia de  estos terroristas en nuestro país.

Un informe de la Casa Blanca sobre inmigración informa que, en 2017, las autoridades impidieron que tres mil 755 “terroristas” o sospechosos de “terrorismo” ingresaran a Estados Unidos. Pero esas cifras incluyen a los sospechosos de terrorismo que han sido detenidos en cualquier frontera de la Unión Americana; la gran mayoría es detenida en los aeropuertos.

La administración del Presidente Donald Trump ha dicho que los migrantes que llegan por México son terroristas; lo cierto es que nadie que haya cruzado ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos desde 1975 hasta finales de 2017 ha sido responsable de un ataque terrorista en territorio estadounidense.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos informó que encontró solamente a seis migrantes en los puertos de entrada entre EU y México, cuyos nombres estaban en una lista del Gobierno federal de terroristas conocidos o presuntos durante la primera mitad del año fiscal 2018.

Trump tiene otros datos. Las declaraciones de funcionarios de su administración aseguran que el año pasado impidieron que casi cuatro mil presuntos terroristas llegaran a esa nación procedentes de México.

Los datos duros demuestran que del 1 de octubre de 2017 hasta el 31 de marzo de 2018, fueron encontradas 41 personas en la base de datos de detección de terroristas cuando intentaban ingresar a EU por la frontera sur; sin embargo, 35 de ellos eran ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales; seis personas fueron clasificadas como personas no estadounidenses.

Ahora, la realidad es que las autoridades mexicanas sí tienen que estar alertas de grupos terroristas que intenten llegar a nuestro país, porque ya hay precedentes terroristas en México.

En 1997 se  supo que a territorio mexicano habían ingresado 33  terroristas del grupo Vasco ETA. Varios fueron detenidos y extraditados a España y el resto, al saber que estaban en la mira de autoridades mexicanas, huyeron del país.

La Asociación Víctimas de Terrorismo (AVT) presentó una querella para localizar a 35 etarras en México. Las detenciones de terroristas en nuestro país pudieron ahuyentar a los demás identificados.

Un ejemplo de estos terroristas fue el caso de Juan Jesús Narváez Goñi e Itziar Alberdi, quienes fueron detenidos en 2014 en Puerto Vallarta, donde llevaban 22 años con nombres falsos y tenían dos hijos que ignoraban su pasado.

Juan Jesús se hizo pasar como un ingeniero retirado dedicado a la fotografía. Era acusado de ser integrante del Comando Legal X-1 de ETA, al que se le atribuían varios asesinatos.

El 23 de febrero de 2017 fue detenido en León, Guanajuato, el español Ángel María Tellería Uriarte, alias Antxoka o Koldo; relacionado con el grupo terrorista vasco ETA. Estaba radicado en nuestro país desde 1987, cuando ingresó con una visa de turista.

En ese año se tenía el registro de la operación de al menos nueve grupos subversivos, los que podrían tener relación con el otorgamiento de identidades falsas a los miembros de grupos subversivos de otros países que radican en México.

En 2017 dos hombres de Yemen y otro de Jordania fueron detenidos en calles del Centro Histórico de la capital.

Aziz Naji Mohammed, de 28 años, Manwan Mansoor Naji, de 35, y Alqazah Mahmoud Hassouneh Zaki, de 54, fueron detenidos por elementos de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal.

Estados Unidos había emitido una alerta por estos tres hombres desde 2012, acusados de terrorismo.

Es verdad que hay terroristas que han intentado llegar a Estados Unidos por territorio mexicano, pero casi todos han sido detenidos en nuestro país. Son datos que debería de reconocer Donald Trump y así reconocer que el trabajo de las autoridades mexicanas ha sido muy benéfico para la seguridad de su país desde hace muchos años.