Polémica por "segunda oportunidad"

Corazón de cerdo: Sujeto trasplantado dejó paralítico a un hombre en 1988

La persona que recibió un corazón de cerdo atacó a un hombre y lo dejó en silla de ruedas; familiar de la víctima hubiera preferido que otra persona tuviera el trasplante

Trasplante de corazon
Sujeto que recibió trasplante de corazón de cerdo apuñaló a un hombre en 1988Foto: Especial
Por:
  • Leonardo Ramírez

La polémica en las redes sociales llegó al máximo cuando se conoció que David Bennett, a quien le trasplantaron un corazón de cerdo genéticamente modificado el pasado viernes, atentó contra la vida de un hombre.

Las críticas van el en sentido de si a este hombre, primero en recibir un órgano de estas características, merecía una segunda oportunidad de vida después de ese comportamiento.

Y es que Bennett atacó años atrás a un hombre, identificado como Edward Schumacher, como señaló The Washington Post.

La agresión tuvo como fecha el 30 de abril de 1988, en un bar de Hagerstown, Maryland, cuando la víctima estaba coqueteando con la esposa de Bennett, supuestamente.

Tras aquel ataque, Schumacher quedó paralítico, por lo que durante su vida tuvo que usar una silla de ruedas. Pasó 19 años sin poder caminar, hasta que en 2005 sufrió un derrame cerebral. Dos años después, a los 40 años, murió.

La hermana de Edward, Leslie Schumacher, dijo que sufrieron junto con él porque tuvieron que pedir prestado para comprar una camioneta accesible para la silla de ruedas.

Agregó que David Bennett había sido sentenciado a 10 años de prisión y que se le ordenó pagar a la familia una cantidad de 3.4 millones de dólares, los cuales nunca recibieron.

Ella expresó que hubiera preferido que otra persona tuviera el trasplante de corazón y no el agresor de su hermano.

“Ahora tiene una segunda oportunidad con un nuevo corazón, pero me gustaría, en mi opinión, que hubiera ido a parar a un destinatario que lo mereciera”, condenó.

Por su parte, médicos y autoridades señalaron que no hay leyes ni reglamentos en los que se prohíba a alguien con antecedentes penales recibir un trasplante o cualquier atención médica y agregaron que se le brinda atención vital a todos “independientemente de quién sea”.

Como se recuerda, fue el pasado 7 de enero cuando personal de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland consolidó un avance enorme dentro de la medicina al trasplantar a Bennett un corazón de cerdo y darle la oportunidad de prolongar su vida.

LRL