Frida, Eros, Laika...

Día Mundial del Perro: 5 héroes caninos que hicieron historia (FOTOS)

Los canes destacan por su valentía y lealtad por eso te presentamos las historias de cinco perritos que dejaron su huella 

dia mundial del perro
Frida, Eros y Harley, perros para recordar en el Día Mundial del PerroFoto: Especial
Por:

Los perros destacan por su valor y lealtad por eso cada 21 de julio, desde 2004, se conmemora el Día Mundial del Perro, motivado por la inmensa labor que prestan estos animales en el diario vivir de los seres humanos.

Para celebrar este día, aquí recordamos a unos perritos, cuya fidelidad y valentía trascendió y dejaron su huella en la historia.

Frida y los rescatistas en el 19S

Frida es una perrita labrador que se dedicaba a rescatar personas bajo los escombros en desastres naturales. Su figura cobró fama mundial, luego de que participó en las labores después del sismo del 19 de septiembre de 2017.

La can era parte del equipo de la Secretaría de Marina y en su trayectoria salvó 12 vidas y localizó 40 cuerpos. Además, formó parte de hasta 53 operaciones de rescate en México, Haití, Guatemala y Ecuador.

FridaFoto: Archivo La Razón

Frida vestía botas de neopreno y máscara protectora, su atuendo le dio la vuelta al mundo y se convirtió en uno de los perritos más admirados y queridos. 

La perrita se retiró con honores de su labor de rescatista.  Otros perritos que también destacaron fueron Evil y Ecko.

Eros, el perrito repartidos

Otro can que hay que recordar en el Día Mundial del Perro es Eros, un animal que ayudó a evitar que las personas se contagiaran durante la pandemia de COVID-19.

Este perrito de raza labrador se dedicaba a repartir alimentos a domicilio para que la gente no saliera de sus casas a exponerse al virus.

ErosFoto: Especial

Con una canasta entregaba verduras, frutas y comida empacada a los clientes del mercado El Porvenir en la ciudad colombina de Medellín.

Eros ganó fama mundial por su trabajo, sin embargo, el pasado 14 de julio este perrito fue asaltado, unos sujetos le quitaron los productos que repartía y hasta se llevaron su canasta. Afortunadamente el animal no fue lastimado en el asalto.

Harley, perro de terapia

Otra de las labores que desempeñan algunos canes es que son de gran ayuda para las terapias tanto físicas como emocionales en las que apoyan a la gente a acelerar su recuperación.

Harley es un perrito pug que trabaja en el Centro Médico Nacional 20 de noviembre y ayuda a los médicos  a lidiar con el estrés debido al exceso de trabajo que tienen por atender a enfermos de COVID-19.

HarleyFoto: Especial

El perrito tiene su equipo de protección y cada que llega al hospital juega con los médicos y deja que lo acaricien y abracen para olvidarse un poco de la situación de la pandemia.

Laika, primera perrita enviada al espacio

Laika fue la primera perrita en viajar al espacio, como se sabía poco de los efectos que causaban los vuelos espaciales a los seres vivos, los científicos entrenaron a Laika y a dos perros más para la misión, en la cual finalmente fue elegida como la tripulante de la nave espacial soviética Sputnik 2, lanzada al espacio exterior el 3 de noviembre de 1957. La perrita murió al sexto día de estar en órbita al quedarse sin oxígeno.

Luego de la misión en la que viajó Laika, la URSS envió a 12 perros más al espacio, de los cuales cinco regresaron con vida a la Tierra.

LaikaFoto: Especial

El 11 de abril de 2008 las autoridades rusas construyeron una estatua en honor a la perrita, la cual fue colocada cerca del centro de investigación militar en Moscú que preparó el vuelo de la perra al espacio.

Balto, can que ayudó a niños enfermos

Sin ser un perro guía y ser catalogado “lento y débil”, Balto se volvió famoso por liderar la expedición de perros de trineo que llevaba alimentos y medicamentos a niños enfermos en Alaska.

A principios de 1925, en la población de Nome, se desarrolló una epidemia de difteria, enfermedad que afectó principalmente a niños menores de cinco años.

Ante esta situación, los hospitales necesitaban medicamentos y a más de mil 600 kilómetros de la zona del brote había un nosocomio con las medicinas, pero las fuertes tormentas impedían que las personas se trasladaran por barco para ir a buscar los medicamentos,

Se planeó llevar los medicamentos hasta Nenana en ferrocarril y de allí los trasladaron en trineos jalados con perros hasta Nome. Fueron más de mil kilómetros recorridos por los canes.

En la expedición participaron 20 conductores de trineo y más de 100 perros, entre los que estaba Balto.

En la actualidad se recuerda a Balto en el Día Mundial del Perro y  con la famosa estatua que se encuentra en Central Park en la ciudad de Nueva York.