Es el segundo caso en el país

Perro da positivo a COVID-19 en EU y lo sacrifican por grave estado de salud

El animal tenía seis años de edad; desarrolló una enfermedad neurológica que se fue agravando por lo que se decidió dormir al can

perro covid
Perro tuvo que ser sacrificado por su grave estado de salud debido al COVID-19AP
Por:

Un perro dio positivo a la prueba de COVID-19 en el estado de Georgia en Estados Unidos, se convierte en el segundo caso de un can contagiado por el virus en ese país, de acuerdo con el Departamento de Salud de esa entidad.

Se trata de un can de seis años de raza mixta al que se le practicó la prueba, luego de que sus dueños dieron positivo a COVID-19.

El perro desarrolló una enfermedad neurológica y debido a que el padecimiento deterioró la salud del animal, se decidió que dormirlo (sacrificarlo) para que ya no sufriera más.

De acuerdo con las autoridades de Georgia, la enfermedad neurológica del perro se debió a una afección ajena al virus.

En abril pasado se dio a conocer el caso del primer perro que se contagió de COVID-19 en Estados Unidos. Se trata de un animal de la raza pug llamado Winston, el cual resultó positivo a la prueba, luego de que la familia del can participara en un estudio de la Universidad de Duke.

La familia del perrito vive en Carolina del Norte y al estar infectada de COVID-19 decidió participar en la investigación de los científicos para encontrar medicamentos o vacunas que combatan la enfermedad. Ahí se dieron cuenta que Winston también tenía el virus.

En una entrevista que dio la familia a un medio local, contó que era inevitable que el perro se enfermara, ya que él comía directo del plato de los integrantes de la familia.

La cantidad de virus (de Winston) que detectamos era muy baja, lo que sugiere que no sería un mecanismo probable o un vector de transmisión del virus a otros animales o a humanos en estos hogares”, señaló Chris Woods, el principal investigador del estudio.

Los funcionarios de salud aconseja, que para no contagiar a los animales de compañía del virus, evitar el contacto con la mascota y en caso de no ser posible, usar un pañuelo para la cara y lavarse las manos antes y después de tocar al animal.