Miércoles 20.01.2021 - 23:50

Pesa 1,828 kilogramos

Alfa Romeo Stelvio 2020, belleza atemporal con diseño único

Algunos elementos ligeramente reforzados fueron la palanca de velocidades y sus alrededores; compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay

23-2
La Stelvio acelera de 0 a 100 km/h en 5.4 segundos.Foto: Autocosmos
Por:

En el apartado estético, podemos ver que la Alfa Romeo recibió una estiradita menor y de buen gusto.

Es así que podemos enlistar un discreto body kit mayormente visible en los laterales. Atrás, la parte plástica, ahora está pintada al color de la carrocería y las calaveras lucen ligeramente remozadas. Los calipers de los frenos, ahora en color amarillo (también los hay en negro y rojo) ahora presumen el nombre de la marca.

Justo, es en el interior donde estaba el que podríamos considerar, era el principal punto débil de esta camioneta. Los ensambles eran perfectos, pero la sensación de calidad, no estaba a la altura de sus rivales alemanas. Por ello, Alfa Romeo puso especial atención en este apartado donde encontramos materiales más cuidados y finos. Aquí el salto se aprecia y se brinda una atmósfera un poco más refinada.

En cuando a diseño, no hay mayores cambios más que un volante ligeramente diferente. Pero lo que se lleva las palmas es que ahora, la pantalla de 8 pulgadas ya es touch y ahora integra una nueva interfaz mucho más intuitiva y amigable. No puede faltar la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay. El equipo de sonido firmado por Harman Kardon es poco menos que fantástico.

Otros elementos ligeramente reforzados fueron la palanca de velocidades y sus alrededores. El pomo está forrado en piel y gana un elemento decorativo metálico, mismo que presume los colores de la bandera italiana. Los botones ganas un contorno de metal.

El apartado dinámico es, sin duda, lo mejor de esta SUV. Esto cortesía del conjunto mecánico compuesto por un cuatro cilindros de 2.0 L turbo capaz de producir 280 hp y 306 lb-pie de par, el cual está acoplado a una caja automática de ocho cambios con paletas en la columna de dirección. Esta potencia es trasladada a las cuatro ruedas a través del sistema Q4, que, dependiendo de la situación, puede llegar a comportarse como una tracción trasera.

A diferencia de la ocasión pasada, me tomé el tiempo para probar los diferentes modos de manejo del sistema D.N.A. y de la puesta a punto de suspensión activa.

En el modo Efficiency, estamos ante una SUV ideal para tramos citadinos. El talante de la suspensión es suave e incluso, al pasar por un tope se percibe un ligero rebote. Es una sensación muy próxima al clásico estilo americano. El motor, incluso, se gobierna y presenta un ligero retraso del turbo. Ideal para ritmos tranquilos o cuando quieres cuidar un poco el consumo. El sistema start/stop se hace presente.

Después está el modo Natural. Muy similar al anterior, aunque la suspensión presume ser un poco más firme y el motor está dispuesto a despertar siempre y cuando pises el acelerador a fondo.

Ahora viene lo bueno, ya que con el modo Dynamic, la Stelvio muestra su verdadero rostro, el cual va acorde con la sugerente estética del exterior. Para empezar y como es esperable, los cambios se realizan de una manera más contundente, la dirección se torna más pesada y la suspensión más dura. Además, el motor deja escuchar toda su grave sinfonía a través del escape. Adictivo y soberbio

Teóricamente, la Stelvio acelera de 0 a 100 km/h en 5.4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 231 km/h. Cifras que no pudieran ser tan sorprendentes y que pasan a segundo plano cuando se ataca una zona de curvas, simple y sencillamente se desenvuelve de forma magistral. Da mucha confianza detrás del volante.

Sin embargo, el peso de 1,828 kg (con una repartición de 50:50) se puede llegar a hacer presente cuando incurrimos en abusos. De hecho, cuando esto suceda, será la señal que te indica que estás circulando muy rápido. Aunque para ser sincero, hay que ser un verdadero genio para hacer que la bella y experimentada Stelvio pierda los modales. ¿Ya dije que los frenos firmados por Brembo son una chulada?

Gráfico