Crece 3.8% cifra de dosis aplicadas

Aceleran en la CDMX el ritmo de inmunización

Más de 77 por ciento, de los casi 80 mil biológicos antiCovid disponibles, cubierto en el día dos; mejora logística, pero fake news e información deficiente opacan avance logrado

Vacunación-COVID-19
Jornada de vacunación contra COVID-19 para adultos mayores en México.Foto: Cuartoscuro.
Por:

En el segundo día de la campaña de vacunación antiCovid para adultos mayores en CDMX hubo mejor organización en relación con las fallas que se registraron al comienzo de la jornada, el pasado 15 de febrero, lo que permitió un aumento de 3.8 por ciento en el número de dosis aplicadas.

Al último corte, se informó que el 16 de febrero quedaron inmunizados 31 mil 499 adultos mayores; mil 167 más que en el día previo; al final de la jornada, el acumulado de dosis fue de 61 mil 831 personas o 77.7 por ciento de las 79 mil 550 disponibles para la primera tanda, destinada a la población de la tercera edad de Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta.

Según el Gobierno capitalino, hace dos días, el promedio de biológicos inyectados por hora era de 43, ayer aumentó a 50; sin embargo, nuevamente no se cumplió el objetivo de aplicar 500 vacunas por cada una de las 70 unidades de vacunación, lo que daría un total de 35 mil por día.

La Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, destacó que la mejoría en la logística fue notable desde la apertura de unidades vacunadoras, pues a las 10:00 horas todas estaban listas para operar.

“Inició la vacunación con mucha mayor organización que el día de ayer (15 de febrero); damos las gracias a todos los compañeros y compañeras del Gobierno de México, los servidores de la nación, el IMSS, el ISSSTE y Pemex, que también está ayudando; la Secretaría de Salud, al mismo tiempo a la Guardia Nacional, Marina y Sedena, que escoltan las vacunas contra el Covid-19”, comentó.

La mandataria capitalina expuso que este miércoles 17 de febrero comenzará la vacunación domiciliaria, una acción que encabeza el Gobierno de la CDMX.

Para esta estrategia, se fortalecieron las brigadas que acudirán a los domicilios de los adultos mayores. “Es importante que las personas que, por alguna razón, no puedan ir a la unidad de vacunación, se registren; se les llamará por teléfono para hacer la ruta de vacunación domiciliaria, eso va a estar a cargo de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México”, dijo en videoconferencia.

Gráfico

INCIDENCIAS

 Ayer se detectó que en las unidades no hubo atención prioritaria a quienes se registraron en la plataforma mivacuna.salud.gob.mx. Cuestionada al respecto, Sheinbaum explicó que esto se debió a que en la página se inscribieron alrededor de 854 mil personas, cuando en la capital del país hay más de 1.6 millones de adultos mayores; es decir, 50 por ciento de beneficiarios no se registró.

Francisco Oliva, epidemiólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana, señaló que aún es temprano para evaluar la campaña de vacunación, ya que, siempre en el arranque de este tipo de estrategias suelen presentarse vicisitudes.

Además, dijo, a diferencia del último proceso equiparable —en 2009 y 2010, con la influenza— hay medidas extra que pueden complicar la logística, como la necesidad de guardar la sana distancia.

En entrevista, el experto indicó que hace falta reforzar la comunicación hacia la población, ya que mucha de la desorganización se dio porque la gente cree en las fake news. Muestra de ello, un mensaje difundido ayer en WhatsApp, que hablaba de vacunas sobrantes.

Una cadena de la red social invitaba a los habitantes de la capital, sin importar la demarcación en la que vivieran, a acudir a la unidad de la colonia Navidad, en Cuajimalpa. “Están sobrando vacunas, por lo que cualquier persona mayor de 60 años con identificación puede ir y se la aplican”, decía el mensaje, que más tarde fue desmentido por el Gobierno de la CDMX.

La secretaria de Salud local, Oliva Sánchez, expuso que la decisión de iniciar la aplicación de vacunas en Milpa Alta, Magdalena Contreras y Cuajimalpa es adecuada de acuerdo con el número de dosis disponibles, pues si hubiera más, el Gobierno podría acudir a zonas con mayor concentración de gente.

“Esperaría que la cobertura se dé obedeciendo dos cosas: uno, en términos del número de vacunas que nos traigan y por otro que, en el momento que tengamos más vacunas, se empiece a hacer en áreas de mayor densidad poblacional”, dijo.