Iba a certificar una especialidad en la UNAM

COVID CDMX: Muere minutos antes de su examen profesional; piden título postmortem

Luchó hasta el último aliento por convertirse en un abogado constitucionalista, pero la pandemia acabó con él cuando estaba por concluir el trámite

UNAM
Todo estaba programado para que Luis Díaz se hiciera de su mérito académico, pero la pandemia acabó con su vidaEspecial
Por:
  • Karla Mora

El sueño de Luis Díaz, de convertirse en un abogado constitucionalista, estaba a minutos de realizarse; sin embargo, apenas unos instantes antes de su ceremonia de titulación, murió por complicaciones del COVID-19, la pandemia que en la CDMX ya mató a más de 38 mil 600 personas. 

“Todavía tenía sus apuntes para estudiar, al lado de su cama, porque ya no se podía mover; aunque se sentía muy mal, tenía la esperanza de presentar su examen", contó a La Razón Elizabeth Díaz, hija de Luis, un destacado estudiante de la UNAM de 60 años, quien le dejó un gran legado de superación y lucha.

Seis meses atrás, Luis inició el procedimiento para titularse, una ceremonia que se realizaría vía Zoom, ante las restricciones por la pandemia, pero el pasado 13 de enero, cuando estaba a punto de concluir el trámite, las complicaciones de salud lo rebasaron.

A poco más de tres meses de su fallecimiento, su familia busca que la UNAM pueda entregar a Luis Díaz el título por el que se esforzó hasta la muerte.

Si bien la máxima casa de estudios del país les ofreció un reconocimiento que se da a miembros de la comunidad universitaria que perdieron la vida por COVID, la familia de Luis considera que el título sería el homenaje más justo al esfuerzo de este hombre, quien además era ingeniero civil.

Me dijo: ‘tengo el examen a las tres, te encargo mucho, por favor, que te conectes, explícales la situación, diles que no fue una irresponsabilidad mía, que me siento mal’, él estaba muy angustiado

Elizabeth Díaz / Hija de Luis

“Tenía su examen como a las tres de la tarde, como a la una, le empezó a bajar muchísimo la oxigenación. Entonces, entre las cosas que tenía pendientes me dijo: ‘tengo el examen a las tres, te encargo mucho, por favor, que te conectes, explícales la situación, diles que no fue una irresponsabilidad mía, que me siento mal’, él estaba muy angustiado”, recordó Elizabeth.

Al mediodía de ese 13 de enero, el papá de Elizabeth tenía oxigenación de 92, conectado al concentrador de oxígeno, después bajó a 85 y de ahí ya fue irrecuperable.

Ella cree que la angustia por sus malestares y la presión de su examen profesional contribuyeron a que su cuerpo colapsara.

Elizabeth marcó a Locatel; su papá aún estaba consciente, respondió las preguntas que le hicieron y pudo esperar hasta las 13:00 horas, cuando su familia decidió llamar a la ambulancia, pues su oxigenación ya se había desplomado.

Dos horas después, los servicios de emergencia llegaron sólo para cerciorarse de la muerte de Luis, apenas cinco minutos antes de que iniciara su examen profesional.

Mi hermana se conectó con los sinodales, les dijo: ‘soy la hija de Luis Díaz, mi papá acaba de fallecer, no podrá presentar el examen

Elizabeth Díaz / Hija de Luis

Los sinodales externaron el pésame a la familia; en ese momento, "mi mamá y yo estábamos cerrando los ojos a mi papá”, relató.

Una semana después, Elizabeth, comenzó los trámites para conseguir que el Consejo Universitario de la UNAM reconociera el esfuerzo de su papá a través de la expedición de un título.

Escribió a preparatorias, facultades, algunas le respondieron con un pésame; pero hasta el momento no encuentra la vía para tener el documento. “Yo solamente estoy pidiendo el título de mi papá”.

Familia de Luis solicita a la UNAM el título postmortemEspecial
Hasta el momento no ha recibido respuesta por parte de las autoridades universitariasEspecial

AG