Tlalnepantla

Fin a demolición de 11 viviendas en el Chiquihuite

Desalojaron sus casas 286 familias; no se tiene previsto derribar más construcciones en la zona de riesgo

28-1
Aspecto de la zona cero, ayer, una vez que concluyeron los trabajos de demolición de viviendas y de labores de mitigación.Foto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Ayer concluyó la demolición de 11 casas afectadas tras el desprendimiento rocoso en el cerro del Chiquihuite, ocurrido el pasado 10 de septiembre.

La Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo del Estado de México y el municipio de Tlalnepantla informaron que, tras la demolición de estos domicilios, no será necesario derribar más casas, por lo que se solicitó a la población “no dejarse llevar por rumores”.

La dependencia detalló que hasta el momento se lleva un avance del 90 por ciento en los trabajos de mitigación de riesgo en la ladera, en la que el pasado 10 de septiembre cuatro personas perdieron la vida y cuatro casas quedaron inservibles.

Ambas instancias destacaron que, en los próximos días, se podría reducir el polígono de seguridad que se mantiene en los alrededores, de un radio de 200 a 50 metros, aunque la zona continúa siendo de riesgo, por lo que se pidió a la población no acercarse al lugar.

“En caso de dudas, acudir al centro de atención a personas afectadas por el deslave del cerro El Chiquihuite, en donde se les brindará la información de las acciones que se realizan en la zona de riesgo”, solicitó el Gobierno local a los pobladores.

En los alrededores de la zona del deslave se mantiene un operativo por parte de elementos de la Policía Municipal, del Estado de México, así como de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional (GN).

Las autoridades mantienen siete filtros de seguridad durante las 24 horas en la zona, “para proteger las pertenencias de las familias afectadas”.

Tras el derrumbe, en el que perdieron la vida dos niños, el Gobierno de Tlalnepantla otorgó un apoyo mensual de cinco mil pesos para las familias afectadas de la zona de riesgo.