Es parte del Plan de Reactivación Económica del GCDMX

Evalúan convertir 50 inmuebles a viviendas

Las propiedades de oficinas que tienen posibilidad de tener este cambio están en Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Álvaro Obregón; también se va a dar facilidad para proyectos en Paseo de la Reforma

21
Con la pandemia, un sinnúmero de oficinas se vieron forzadas a cerrar para dar pie al trabajo a distancia.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

Como parte del Plan para la Reactivación Económica de la Ciudad de México, en lo que respecta al sector de la construcción, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda emitió un acuerdo para promover la reconversión de inmuebles con uso de oficinas a viviendas en corredores urbanos y alcaldías centrales.

El texto, publicado en un BIS de la Gaceta Oficial del 4 de agosto, apunta que, derivado de la pandemia, existen inmuebles en la CDMX destinados a un uso distinto al habitacional que actualmente se encuentran en desuso, obsolescencia funcional y/o en abandono.

Éste es el caso de algunos inmuebles que operaban como oficinas y que, en la emergencia sanitaria, tuvieron que cerrar para evitar contagios y, al pasar de los meses, se desocuparon, debido a que las empresas motivaron el trabajo a distancia y con ello se potenció la sobreoferta de espacios de oficina ya existente.

Así, la reconversión de oficinas categoría “B” (más de 25 años) y “C” (con más de 40 años) a viviendas, al ser un proceso de modernización y transformación de un sector económico, para mejorar su rendimiento o adaptarlo a la demanda del mercado, implicará la modificación y transformación de los espacios y de usos de suelo.

Carlos Ulloa, titular de la Seduvi, informó que pueden ser hasta 50 inmuebles con este cambio en las alcaldías Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Álvaro Obregón.

Sostuvo que se les dará una serie de facilidades a quienes decidan recurrir a la reconversión, para que su negocio sea redituable.

Cuestionada al respecto, Rosalba González Loyde, urbanista con maestría en Desarrollo Urbano, señaló que, según los datos disponibles hasta el momento, es muy probable que la vivienda que surja de este mecanismo no será accesible o social. Además, no hay datos de cómo se realizará la venta ni qué darán los desarrolladores inmobiliarios a cambio de las facilidades que se les darán para la reconversión.

En entrevista con La Razón, explicó que el acuerdo retomará un elemento de la Norma 26, que es la posibilidad de obtención de literal Z. Esto significa que se permitirá a los desarrolladores tener mayor posibilidad de construcción, no necesariamente en cuanto a pisos, sino en la reducción de áreas libres para tener más metros cuadrados vendibles y con ello más viviendas.

Reactivación de la construcción
-Este sector es una fuente fundamental de empleos,
por eso se han implementado acciones emergentes.

​-Reconversión de edificios de oficinas (tipo B y C) a vivienda y otros usos de bajo impacto en corredores urbanos y alcaldías centrales.

​Tipos de apoyos:
  • a) Un sitio exclusivo para proyectos donde
  • se puedan realizar los trámites de reconversión.
  • b) Beneficios fiscales para fomentar la transición.
  • c) Posibilidad de obtención de literal Z (Norma 26).

“Busqué más información para saber cómo se iba a comercializar la vivienda que se viene en reconversión y no hay claridad respecto a eso. Es decir, es muy probable que la vivienda que surja de estos mecanismos sea vivienda a precio de mercado”, afirmó.

El plan de reactivación también abarca la facilidad de trámites para proyectos inmobiliarios sobre Paseo de la Reforma y a un kilómetro a la redonda. El titular de la Seduvi señaló que ya hay 27 proyectos registrados, 24 sobre la arteria y tres en sus alrededores; en estos proyectos se generarán 18 mil empleos directos y 11 mil 800 empleos indirectos.

“En Reforma lo que tenemos considerado es que 27 proyectos tengan una inversión de nueve mil a 14 mil millones de pesos, y en obras de infraestructura urbana se tienen de 300 a 700 millones de pesos”, comentó.

Los proyectos, que tendrán un plazo de registro antes del 31 de diciembre, contarán con facilidades para iniciar construcción de forma inmediata y, una vez registrados, deberán concluir sus trámites de regularización administrativa antes del 31 de diciembre del 2022.

Impulso a la regularización de comercios vía reconocimiento de actividad
  • ​Para personas que ejerzan actividades en micro o pequeños comercios, servicios e industrias de bajo impacto de hasta 200 m2 (superficie construida) se crea la figura de uso de suelo por reconocimiento de actividad.
  • Incentiva a los pequeños comerciantes para que tengan sus negocios totalmente regularizados y de esta manera obtengan certeza jurídica.
  • Se identificó que el 37% de las unidades económicas de bajo impacto (57,843) se ubican en usos habitacionales (presumiblemente sin uso de suelo autorizado) a quienes se les facilitará la regularización.

También se anunció que se impulsará la regularización de micro o pequeños comercios que operan en inmuebles con uso de suelo habitacional.

El objetivo es que los negocios tengan reconocimiento jurídico como locales comerciales en su uso de suelo y así accedan a beneficios, como créditos federales o locales.

Carlos Ulloa expuso que, en un estudio realizado por la Seduvi, se detectó que, de 170 mil comercios de esta magnitud, el 37 por ciento se encuentran en uso de suelo habitacional, lo que equivale a 57 mil locales.

  • El dato: El plan también dará facilidades para la construcción de vivienda incluyente, popular y de trabajadores. A la fecha se han iniciado 12 proyectos con 1,155 viviendas.