Hospitalizados caen a menos de 8,900 en ZMVM

Covid: ZMVM pasa lo más complicado, pero alertan por variantes

Suma 20 días con hospitalizaciones en descenso; hay 8,861 internados, 12% abajo del pico; experta llama a mantener medidas ante linajes más contagiosos.

Una vendedora de globos intenta sacar el día con paseantes dominicales en la zona de Polanco, ayer.
Una vendedora de globos intenta sacar el día con paseantes dominicales en la zona de Polanco, ayer.Foto: Cuartoscuro
Por:

Después de una temporada convulsa, la Zona Metropolitana del Valle de México acumula 20 días a la baja en hospitalizaciones por Covid-19, con una disminución de 12 por ciento desde el pasado 19 de enero, cuando se registró el pico máximo hasta ahora, de 10 mil 71 personas enfermas del virus en nosocomios.

Al cierre del pasado sábado, las autoridades informaron que el total de enfermos en hospitales alcanzó los 8 mil 861; es decir mil 210 menos que los registrados en el punto más alto. La tendencia incluso ya abandonó el techo de los 9 mil internados, números similares a los registrados hace un mes.

Sólo en la Ciudad de México, el Semáforo Epidemiológico elaborado por la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) capitalina indica que la ocupación de hospitales es de 75 por ciento, en la última semana se registró la diferencia más amplia en la reducción, pues del 1 al 7 de febrero se redujo 9 por ciento.

.Gráfico: La Razón de México

La tendencia a la baja puede significar que ya pasó la situación más crítica de la pandemia en la ZMVM, opinó la epidemióloga, Guadalupe Soto Estrada, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); no obstante, la especialista expuso que se debe tomar en cuenta que ya hay nuevas variantes, aún desconocidas, del virus y eso podría representar un nuevo riesgo, ya que a pesar de que éstas pueden no tener un cambio importante en cuanto al daño en el organismo o en la reacción frente a la vacuna, sí se sabe que tienen mayor capacidad de transmisión.

“Estas variantes son un riesgo por sí solo, aparentemente se comportan igual que el Covid actual, excepto en su transmisión, porque se contagian mucho más efectivamente. Por eso, entre más controlemos la transmisión y más tratemos de cortar las cadenas será mejor, sobre todo en la CDMX, que es un lugar de mucha dinámica y mucha interacción social”, explicó en entrevista para La Razón.

“Si aflojamos un poco las medidas sanitarias y volvemos a tener la dinámica que se dio en diciembre pasado, existe el riesgo de volver a caer en crecimiento de contagios”, alertó la experta.

Un indicador muy alentador, dijo, es la reducción en el número de llamadas al 911, porque el reporte diario da cuenta de una caída a partir de mediados de enero que, en una situación real habla de que cada vez son menos personas las que solicitan atención de emergencia.

Si bien hay menos llamadas de urgencia relacionadas con atenciones a casos confirmados o compatibles con coronavirus, los números de enfermos graves ceden con mucha mayor lentitud en comparación con los infectados que no requieren de terapia intensiva, expuso Guadalupe Soto.

Lo anterior es visible en los informes diarios; por ejemplo, al considerar como referencia el 19 de enero, día en que se registró el número más alto de hospitalizaciones en toda la pandemia, hubo 7 mil 686 enfermos en camas generales y en la última actualización 6 mil 604, la reducción es de 14 por ciento.

En cambio, en las camas con ventilador, pasó de 2 mil 385 a 2 mil 257; la reducción es de apenas 128 camas, equivalente a 5.3 por ciento.

.Gráfico: La Razón de México

NO BAJAR LA GUARDIA. “La población ya tiene menos demanda de atención y hay personas que, al parecer, están asintomáticas, porque no necesitan acudir a algún llamado de emergencia, aunque probablemente tengan Covid-19; pero no debemos dejar de tener medidas de prevención, porque la vacunación ahorita no es un factor que vaya a beneficiar (no en el corto plazo), aún nos falta mucho para avanzar en eso”, aseveró.

El clima actual (menos frío en la Zona Metropolitana del Valle de México), también ayudará a que haya un menor grado de propagación, todavía más con la llegada de la primavera, porque es sabido que el virus se mantiene menos en ambiente caluroso, comentó la epidemióloga.

En los meses siguientes, específicamente en marzo, abril y mayo, debe tenerse cuidado con la contaminación en la capital del país y los municipios conurbados en el Estado de México, porque altos niveles de partículas y ozono podrán hacer que se compliquen los cuadros de Covid-19. En ese sentido, Guadalupe Soto pronosticó que no habrá condiciones para tener una movilidad regular, pues la actividad en este rubro debe ser paulatina y muy controlada.