Desactivación de negocios se extiende a Garibaldi

Tenampa, cerrado el 15 por primera vez en 94 años

Al famoso salón de Garibaldi el gobierno de la Ciudad le restringe actividades en pleno festejo patrio; deberá cerrar a las 17:00 horas; pierden negocios por cancelaciones; Ceremonia de El Grito será excepcional, asegura el Presidente; no habrá público en el Zócalo, porque debemos cuidarnos de los contagios, explica

Centro Histórico
Los cierres en el Centro Histórico de la CDMX, aunados a la pandemia por COVID-19, han minado las ganancias de los empresarios en la zonaFoto: Archivo Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

En el marco de los festejos de la Independencia de México, propietarios de negocios ubicados en el Centro Histórico de la ciudad fueron convocados por el Gobierno local a cerrar los establecimientos el 15 de septiembre a partir de las 17:00 horas, lo cual les generará graves pérdidas económicas, afirmaron. Asimismo, denunciaron que las pérdidas se extenderán durante el resto del mes, debido a los cierres en los alrededores del Zócalo.

José Manuel Delgado, director de Potzolcalli, cadena que tiene dos sucursales en el Centro Histórico, señaló que la semana pasada el Gobierno capitalino les envió una circular para avisarles que los cierres a partir de las 17:00 horas, para reabrir a la misma hora del 16 de septiembre, sólo aplicarían para los establecimientos de la Plaza de la Constitución; sin embargo, después les dijeron que esa restricción se extendía a todo el primer cuadro.

“Teníamos ya contratada música, teníamos contratados mariachis y teníamos más de 150 reservaciones. Y ahora nos dicen que ni con reservaciones, cuando en una primera circular que mandaron nos dijeron que los restaurantes con reservaciones sí iban a dejar pasar a los clientes”, señaló.

En entrevista con La Razón, el empresario expuso que, desde enero, los cierres de calles y los cambios en los sentidos de circulación de los vehículos han provocado que la gente cada vez evite más ir a la zona, tanto visitantes locales como extranjeros.

Expuso que si bien hubo una reactivación económica, ésta sigue estando muy deprimida. “La mejora es relativa: si de alguna manera los negocios están en punto de equilibrio, que significa que no pierdas, eso trae como consecuencia que no pierdes; pero no tienes utilidad”, argumentó.

Por su parte, Fernanda Aguilera, dueña del restaurante Tenampa, en la zona de Garibaldi, manifestó su sorpresa de que se haya considerado a la Plaza Garibaldi en los cierres de calles y negocios, porque esta área forma parte del perímetro 2, que no está próximo a donde ocurrirán los eventos del Gobierno federal.

Calificó de “un poco injustificado” que se haya decidido cerrar los negocios, pues en la CDMX los contagios de COVID-19 van a la baja y eso debería incentivar la economía.

“Quedamos desconcertados totalmente, porque justo ocurre en el camino a la recuperación económica, donde llevamos más de un año con horarios restringidos, con aforo restringido (...) Esto nos cae como balde de agua fría, porque es la primera vez en toda la historia del Tenampa que cerramos un 15 de septiembre”, señaló.

Declaró que, normalmente, en estas fechas captan alrededor de 800 clientes y ya tenían 300 reservaciones para festejar en el restaurante, las cuales tuvieron que cancelar.