Victima de la Narvarte utilizaba multiples identidades: Mile, Nicole...

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

La joven colombiana asesinada en un departamento de la colonia Narvarte el pasado 31 de julio, junto con otras tres mujeres y el fotógrafo Rubén Espinosa, utilizaba cuando menos tres identidades para presentarse en la Ciudad de México, además de su nombre real.

Por otra parte, las autoridades hallaron en el apartamento al menos seis chips de diferentes compañías telefónicas entre sus cosas, los cuales, suponen, utilizaba para ocultar sus llamadas.

Las declaraciones de quien vivía con ella, documentos hallados en el departamento y una cuenta de Facebook que abrió la mujer, dan muestra de las distintas identidades que utilizaba esta joven.

El perfil descubierto más recientemente, es en el que se hacía llamar “Azucena Diaz”. Con ese nombre abrió una cuenta en la red social y en ella subió solamente una fotografía, en la que se le ve posando en un yate, pero en la que evitó que se viera su rostro.

De acuerdo con datos asentados en la averiguación previa FBJ/BJ-1/T2/04379/15-07, la joven tenía al menos dos números de teléfono celulares conocidos por sus amigas con las que vivía.

El primero era 6865449165 y el segundo 5511891715. Precisamente con este último fue con el abrió la cuenta de Facebook. El otro nombre con el que la conocían sus compañeras era el de Nicole.

Así lo declaró ante el Ministerio Público de la Procuraduría capitalina Esbeidy, la joven que halló sin vida a las cinco víctimas. Según su relato, no sabía sus apellidos ni a qué se dedicaba.

“Finalmente llega a vivir con nosotras Nicole, quien era amiga de Yesenia, arribando a mediados de junio de 2015, sin que me enterara a qué se dedica.

Pero sí aportaba dinero para la renta, aunque no le conocí novio y estaba todo el día en la casa…”

“Cabe destacar que ella era de nacionalidad colombiana por lo que no tenía familiares en este país, no cuento con sus redes sociales, únicamente con sus números de teléfono que eran 6865449165 y 5511891715”, declaró la joven.

En  el mismo expediente se detalla que los otros dos nombres que supieron las autoridades sobre esta mujer eran Mile Virginia Martin y / o Milena Virginia Martí.

El primero de estos nombres lo descubrieron la noche del crimen, en una serie de fotocopias localizada dentro de un fólder. Los papeles los encontraron cerca de algunas dosis de droga. “Se aprecia sobre el buró del lado izquierdo una bolsa de plástico transparente pequeña conteniendo polvo y semilla de color verde. Sobre la cama se tiene a la vista un fólder de color naranja con diversos documentos en copia fotostática a nombre de Mile Virginia Martin, de nacionalidad colombiana”, se lee en el documento.

Algunos de los chips hallados tienen el código de reemplazo número 013661055676, otro Iusacell con número 8952050401404662036F, y otro más con código 8952050401404669874F.

Hasta la fecha las indagatorias por el múltiple crimen apuntan a que esta mujer era el blanco del ataque.

La tortura que sufrió, la agresión sexual y la saña con la que fue asesinada hacen suponer a las autoridades que todo se trató de una venganza en

su contra.