A finales de septiembre reanudan labores

Sin reparar 82% de inmuebles históricos a 3 años de sismo

De los 325 monumentos dañados, sólo han restaurado 60, 18% del Programa Nacional de Reconstrucción; reconoce director del patrimonio cultural freno por burocracia; en el istmo 500 familias pelean en tribunales apoyos prometidos que no llegaron; en la CDMX damnificados narran penurias para restaurar su patrimonio

Casa de la Malinche
La Casa de la Malinche fue apuntalada para su restauración.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón
Por:
  • Adriana Góchez .

A tres años de los sismos de septiembre 2017, la reconstrucción de inmuebles históricos que resultaron con afectaciones avanza a paso lento: 82 por ciento de los 325 que se restaurarían en 2019 como parte del Programa Nacional de Reconstrucción (PNR), está sin concluir obras, informó en entrevista con La Razón, Arturo Balandrano, director de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, de la Secretaría de Cultura federal.

Entre los edificios que ya se entregaron están templos, parroquias y el Antiguo Convento de San Francisco, en Tlaxcala; monumentos históricos religiosos, en Malinalco y Tlalmanalco, en el Estado de México; y el Taller de Artes y Oficios de Juchitán, en Oaxaca.

El año pasado sólo se atendieron 155 inmuebles, pues los recursos llegaron de manera tardía, en diciembre de 2019, y en 55 los gobiernos estatales y municipales regresaron el presupuesto a la Tesorería de la Federación y 115 no concretaron los convenios de colaboración.

Para este año se prevé iniciar y/o reanudar labores a finales de septiembre en 224 inmuebles, entre ellos la Casa de la Malinche, en Coyoacán, el Teatro Esperanza Iris y el histórico Arco de la Antigua Hacienda de Coapa, en la Ciudad de México.

Una de las enseñanzas del año pasado fue la dificultad del trámite burocrático del convenio; entonces, hicimos modificaciones en las reglas de operación del programa con el objetivo de atender con mayor certeza la transferencia de los recursos, esto nos va a permitir avanzar más rápido

“En 2019, que fue el primer año que utilizamos recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación para atender 155 inmuebles para su recuperación (de un total de 325), quedaron 60 ya terminados y entregados; 95 están en proceso para recibir recursos para una segunda etapa”, declaró el arquitecto Balandrano.

Los inmuebles históricos que recibieron apoyo del Programa Nacional de Reconstrucción fueron aquellos que no contaban con recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), ni con el seguro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Una de las enseñanzas del año pasado fue la dificultad del trámite burocrático del convenio, por lo que en 2020 hicimos modificaciones en las reglas de operación, con el objetivo de atender con mayor certeza ese trámite para la transferencia de los recursos. Esto nos va a permitir invertirlos en los compromisos de este año, empezar la planeación muy temprano y avanzar más rápido”, explicó.

De los 224 inmuebles que recibirán recursos del PNR este año, 60 por ciento son obras definitivas de recuperación y el 40 restante requerirá de una última etapa de restauración, aseguró Balandrano.

“Estamos en proceso de cerrar convenios en el transcurso de este mes; tenemos firmados compromisos por cerca de 55 por ciento del recurso disponible (333 mdp). Las obras se realizarían de septiembre a diciembre”, resaltó.

Una imagen de la Antigua Hacienda de Coapa, ayer.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón

ARRANCAN LABORES EN LA CASA DE LA MALINCHE

 A tres años de los sismos del 2017, la Casa de la Maliche, ubicada en Coyoacán y la cual fue vivienda de la muralista Rina Lazo, será atendida. El inmueble hasta el momento sólo ha sido apuntalado.

“La Casa de la Malinche la vamos a atender, de hecho ya iniciamos apoyando a la familia con el apuntalamiento, con objeto de garantizar su estabilidad mientras bajaban los recursos; se hizo la transferencia a la Comisión Nacional de Vivienda, que es el órgano ejecutor que va a llevar la realización de las obras, hemos estado en plena coordinación con la familia propietaria y definimos las acciones que se van a realizar este año, va a ser una primera etapa”, detalló Balandrano.

El director de Sitios y Monumentos agregó que está en proceso la adjudicación de los contratos, del proyecto ejecutivo y de la empresa que se encargará de la restauración.

Balandrano también señaló que se atenderá la Casa del Conde de Regla, que forma parte del patrimonio de la UACM. “Quedó inutilizada por el sismo, bajamos los recursos del convenio para una segunda etapa; además, vamos a atender la sede de la Sociedad Mexicana de Geografía, que está en la calle de Donceles y que durante el sismo tuvo un colapso”, explicó.

Presenta una fisura y faltantes de roca.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón

PANDEMIA RETRASARÁ obras

 Aunque la crisis sanitaria derivada del coronavirus no afectó las labores de los inmuebles históricos beneficiados en la convocatoria 2019, porque éstas concluyeron el 31 de marzo, Balandrano no descartó que las nuevas disposiciones para prevenir contagios afecten los tiempos de los trabajos contemplados.

“Hemos actualizado el protocolo de seguridad para iniciar las obras con las medidas aprobadas por la Secretaría de Salud, esto, por supuesto, implica afectaciones en el tiempo y en la capacidad de respuesta del personal, pero estamos trabajando con mucho ánimo”, dijo.

Balandrano estimó que para 2021 se rehabilitarían todos los inmuebles históricos que no cuentan con recursos del Fonden ni seguro del INAH; sin embargo, si no se entregan los recursos suficientes, las obras podrían prolongarse a 2022. Para el próximo año en el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación se proponen 333 millones de pesos para el Programa Nacional de Reconstrucción.

“Nuestra meta es cerrar en 2021, esperamos tener los recursos que se están discutiendo en la Cámara de Diputados, sabemos que es un año difícil, que el país ha hecho un esfuerzo enorme para atender la salud de los mexicanos. Si no se pudiera contar con la totalidad de los recursos planearíamos un último ciclo para cerrar las metas en 2022, esperamos que eso no sea necesario, pero dependerá del presupuesto”, externó.

  • El dato: En el Teatro Esperanza Iris se atenderán las grietas y fisuras en la estructura de la parte de la fachada y en el interior del recinto.