Arranca la fiesta literaria

FIL Guadalajara 2020: "los libros son enemigos del fundamentalismo": Raúl Padilla

El presidente de la FIL aseguró durante la inauguración que la pandemia ha dejado ver débil control democrático de las decisiones públicas; apuntó que la feria ha demostrado la importancia de la cultura

Captura
Raúl Padilla, presidente de la FILEspecial
Por:
  • Raúl Campos

Este sábado inauguró la edición 34 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), con una ceremonia precedida por Raúl Padilla, su presidente, quien dedicó el encuentro literario más importante de Iberoamérica a la memoria de las víctimas de la pandemia de COVID-19 y señaló que la crisis sanitaria ha dejado ver débil control democrático de las decisiones públicas del Gobierno en turno.

Durante el evento, al que no acudieron funcionarios de la Secretaría de Cultura federal, Padilla apuntó que la FIL se ha consolidado a lo largo de sus 34 años, a pesar de distintas adversidades, pero nunca en contra de personas e instituciones; declaración que responde a los señalamientos del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que las últimas ediciones de la feria han sido en su contra.

“A pesar, por ejemplo, del escepticismo de quienes dudaron de su éxito en un país como el nuestro y más aún en su provincia, o a pesar de los cambiantes criterios de los gobiernos en turno, para apoyar su realización o en contra de que se impongan criterios de qué libros sí valen, de qué ideas sí importan o de qué discursos sí deben escucharse”, apuntó.

“No podía ser de otra manera, los libros son en esencia vehículos de libertad y enemigos de cualquier tipo de fundamentalismo", agregó para luego retomar las palabras que el rector de la UNAM Javier Barros Sierra citó en 1968: "Viva la discrepancia porque es el espíritu de la Universidad".

Asimismo, padilla aseguró que la pandemia de COVID ha demostrado las limitaciones de la vigilancia sanitaria, el frágil sistema de salud, lo vulnerables que son las sociedades desiguales y “el débil control democrático de las decisiones públicas y la facilidad con que se pueden romper arreglos internacionales que se suponían garantizados".

También señaló que la crisis sanitaria empeoró la tendencial disminución de los presupuestos de educación, ciencia y cultura; “hay mucha preocupación de que esto no sea algo temporal y sí una política que llegó para quedarse”, agregó.

"La feria ha mostrado que la cultura es un recurso estratégico para el desarrollo, refrendamos nuestra esperanza de que en verdad se logre una transformación como la desea y merece nuestro país", finalizó.

Por su parte, Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, aseguró que los libros hacen que las mentiras tengan fechas de caducidad, lo cual hace enfurecer a los totalitarios, identitarios, fundamentalistas y a quienes quieren abrir las heridas “de un pasado que nos duele para convertir el odio de las personas en capital político”.

“Por eso, cuando los ‘liberales’ que pretenden reconstruir a la nación con guías morales le dicen a la FIL conservadora, lo único que hay que hacer es sonreír ante lo ridículo. En la historia podemos encontrar casos de censura que van desde las descalificaciones hasta la quema de libros. Por eso la literatura nos permite distinguir entre ideologías totalitarias y formas de pensamiento que nos liberan”, remató.

Finalmente dijo que en tiempos presentes, “en los que los dichos valen más que los datos” y la ciencia y la academia son ignorados, atacados y desplazados por dogmas de fe, existe la obligación de luchar por la razón; “eso representa también la FIL: una caja de resonancia que nos e puede silenciar”, concluyó.

La FIL ofrece hasta el 6 de diciembre 300 actividades virtuales entre las que destacan las participaciones de figuras como Salman Rushdie, Almudena Grandes, Mohamed El-Baradei, Sergio Ramírez, Camila Sosa Villada, Martín Caparrós, Cristina Rivera Garza, Fernando Savater, Brenda Lozano, Nora Krug y Guillermo Arriaga, entre muchos más. Para conocer la cartelera completa visite: fil.com.mx.