Viernes 4.12.2020 - 02:05

Símbolo navideño

Navidad 2020: flor de nochebuena, todo lo que debes saber de sus cuidados

La flor de nochebuena con los cuidados debidos puede acompañarte muchas navidades; se cultiva en Morelos, Michoacán, CDMX, Puebla y Edomex

nochebuena
La flor de nochebuena es uno de los símbolos de la Navidad.Especial
Por:

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ello la llegada de la flor de nochebuena, un símbolo navideño por excelencia, que si recibe los mejores cuidados no sólo puede durar para esta época, sino durante varios años.

La flor de nochebuena es nativa de México, de las regiones tropicales del país, principalmente la ciudad de Taxco, Guerrero.

Actualmente en México se cultiva en Morelos, Michoacán, Ciudad de México, Puebla y Estado de México.

CUIDADOS DE LA FLOR DE NOCHEBUENA

1. No excedas su exposición a la luz

Requiere de abundante luz indirecta por varias horas diariamente. Que no sea más de dos horas.

2. No exageres con el agua

Riégala cuando sientas con el dedo que la tierra está seca.

3. Ten cuidado al regarla

Procura no mojar las hojas rojas, ya que esto hace que se manchen o decoloren.

4. Evita la humedad

Trata de no colocarla en lugares húmedos, ya que son muy susceptibles a que las ataquen los hongos. Ni exponerla a temperaturas menores de 15 grados ni más de 30.

5. Protégela

Cúbrela con un periódico durante las noches para que no enferme.

6. Aléjala de tus mascotas

Cuida que tu perro o gato no se acerquen a la planta. 

7. Al terminar la época navideña considera

Aplica una poda para que haya un rápido florecimiento: cortar el frente de crecimiento, dos centímetros arriba del frente de crecimiento (codo) a una altura de 50 cm, con esto lograrás que incremente su follaje.

LA FLOR DE NOCHEBUENA Y SU USO MEDICINAL

La flor de nochebuena tiene múltiples usos medicinales, por ejemplo, se utiliza para aliviar afecciones respiratorias como anginas o tos, paperas, y afecciones del corazón y la rabia.

En la Ciudad de México, Morelos, Puebla y Sonora suele comerse o aplicarse de manera externa para aumentar o promover la secreción de leche.