Centenario de su nacimiento

¿Cuál es el poema de Mario Benedetti le dedicó a Maradona?

El escritor y poeta Mario Benedetti le rindió tributo al famoso exfutbolista; "Hoy tu tiempo es real, nadie lo inventa", dice uno de los versos

mario benedetti
Mario Benedetti, en una imagen de archivo.Especial
Por:

El poeta y escritor Mario Benedetti, al igual que su amigo Eduardo Galeano fue un gran aficionado del deporte, especialmente al futbol donde encontró un "salvavidas" para soportar su exilio en la década de los años 70.

Era fanático del Nacional de Montevideo, del cual escribió algunas crónicas en diarios de la capital de su país natal.

“Ya que nadie te informa de cómo van Peñarol o Nacional o Wanderers o Rampla Juniors, te vas convirtiendo paulatinamente en forofo del Zaragoza o del Albacete o del Tenerife, o de cualquier equipo en el que juegue un uruguayo o por lo menos algún argentino o mexicano o chileno o brasileño”, escribe Benedetti en su novela “Andamios”.

En “Puntero izquierdo”, por ejemplo, abordó una perspectiva del futbolista atormentado por su situación laboral.

Para Benedetti, “el futbol ha interesado a todas las capas sociales, y es quizás el único nivel de nuestra vida ciudadana en que el acaudalado vicepresidente de directorio no tiene a mal hermanarse en el alarido con el paria social”.

Sin duda uno de sus trabajos más célebres es el poema “Hoy tu tiempo es real” que le dedicó al entonces célebre futbolista Diego Armando Maradona, quien pasó a la historia con un gol que le hizo a Inglaterra en el Mundial de México 1986 y que es conocido como “la mano de Dios”.

"Hoy tu tiempo es real"

Hoy tu tiempo es real, nadie lo inventa

Y aunque otros olviden tus festejos

Las noches sin amos quedaron lejos

Y lejos el pesar que desalienta.

Tu edad de otras edades se alimenta

No importa lo que digan los espejos

Tus ojos todavía no están viejos

Y miran, sin mirar, más de la cuenta.

Tu esperanza ya sabe su tamaño

Y por eso no habrá quien la destruya

Ya no te sentirás solo ni extraño.

Vida tuya tendrás y muerte tuya

Ha pasado otro año, y otro año

Les has ganado a tus sombras, aleluya.

AG