Automovilismo

F1: Christian Horner, director de Red Bull, arremete contra Lewis Hamilton

Christian Horner, director de Red Bull, no se guardó nada contra Lewis Hamilton tras el accidente que le provocó a Max Verstappen en la F1

Christian Horner
Christian Horner, director de Red Bull, antes del Gran Premio de Gran Bretaña de F1 el pasado 18 de julio.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

El director de la escudería Red Bull, Christian Horner, sigue molesto por el choque que sacó a Max Verstappen, actual líder de la Fórmula 1 (F1), del Gran Premio de Gran Bretaña el pasado fin de semana, lo que permitió que Lewis Hamilton acortara distancia con el líder del campeonato a ocho puntos.

Hamilton ganó en Silverstone pese a recibir una sanción de 10 segundos luego que se determinó que fue el responsable de que Verstappen fuera a dar contra un muro de neumáticos en la primera vuelta en una curva de gran velocidad.

Foto:Captura de Twitter

Las duras declaraciones de Horner

“Pensamos en ese entonces, y lo seguimos pensando, que Hamilton recibió un castigo muy leve”, escribió Horner en su columna de Red Bull. “Estamos revisando todos los datos y tenemos el derecho de solicitar una revisión. Por ello aún estamos viendo la evidencia y considerando todas nuestras opciones deportivas... de ese accidente que nos costó aproximadamente 1,8 millones de dólares”, agrego.

El triunfo de Hamilton fue su número 99 en la F1, pero el primero en dos meses, y el heptacampeón del serial se arriesgó a caer aún más abajo de Verstappen. Su victoria le dio un alivio evidente, pero Horner sintió que el júbilo fue excesivo.

“También me siento decepcionado sobre el nivel de festejo que mostró tras el accidente. La escudería Mercedes estaba consciente de la gravedad del impacto y de los reportes ampliamente difundidos de que Max había sido hospitalizado”, subrayó Horner. “Resulta inimaginable no informar a tu piloto sobre la situación, y más aún, proteger a tu piloto en caso de que ellos no muestren la mesura necesaria al celebrar”.

Verstappen y Hamilton se verán las caras de nuevo el domingo 1 de agosto en el Gran Premio de Hungría, la última carrera antes de un receso de verano que podría enfriar un poco su feroz rivalidad.

EVG