Cine

Ayer maravilla fui cuestiona el amor y sus aristas

Llega a la Cineteca Nacional, y a diversas salas de arte del país, la película Ayer maravilla fui, de Gabriel Mariño

20-1
Las actrices Siouzana Melikian y Sonia Franco, en un fotograma del filme.Foto: Cortesía de la producción
Por:
  • Raúl Campos

Tras cuatro años de haber sido presentada en el Festival Internacional de Cine de Morelia, hoy llega a la Cineteca Nacional, y a diversas salas de arte del país, la película Ayer maravilla fui, de Gabriel Mariño, proyecto fílmico que explora, a través de la ciencia ficción, el amor desde las perspectivas físicas, emocionales, identitarias y de género.

Ayer maravilla fui se centra en la vida de un ente cambiaformas que habita la Ciudad de México; su condición le tiene sumido en la desesperanza hasta que conoce a Luisa, joven de la cual se enamora y con la que siente la urgencia de permanecer.

“Soy cinéfilo de hueso colorado y crecí viendo películas de todo tipo, sobre todo de ciencia ficción, como Volver al futuro y Terminator; lo que más me atrae de este género es que te permite contar una realidad improbable y con ella generar cuestionamientos más profundos acerca de la condición humana”, señaló Gabriel Mariño en entrevista con La Razón.

El cineasta detalló que en la película buscó responder, mediante este género cinematográfico, al cuestionamiento de si la atracción entre dos individuos se gesta a través de la esencia de los mismos sin importar el físico, el género o la edad.

“Use la ciencia ficción como un vehículo para adentrarme en el amor, la conexión, el cuestionamiento de que si es posible enamorarse de la esencia de una persona, pese a su condición corporal”, apuntó.

Mariño compartió que para crear a su personaje central, “del cual no se sabe su nombre e identidad original”, se inspiró en películas clásicas como Los usurpadores de cuerpos; “este elemento del cambiaformas no es algo original en el cine y generalmente se hace en la comedia..., e incluso las tramas se centran en el enamoramiento con una persona normal”, dijo.

Por ello explicó que lo original de su propuesta consiste en el tono: decidió concebir la narrativa y al protagonista desde el contexto de la Ciudad de México real “y no aquella ilusoria que te muestran en las comedias románticas, y lo que ocurriría es que el personaje no podía mantener un trabajo estable y le sería complicado entablar relaciones interpersonales con otros”.

Respecto a la lectura LGBT+ que Ayer maravilla fui posee, el cineasta aseguró que su intención no era hacer una película que militara con el movimiento de la diversidad sexual, pero que sí deseaba cuestionar lo que es el género y las ideas que la sociedad tiene respecto a la masculinidad y lo femenino.

“Por ello, el momento en que el ente es más fuerte dentro de la historia es cuando es una chica, mientras su ser es más frágil cuando encarna a un varón. Además, recientemente el actor Hoze Meléndez (uno de los que interpretan al cambiaformas) dijo que el personaje no se sentía representado por un solo sexo, situación que comparten muchísimas personas. Está padrísimo pensar que la película pueda tener esa lectura y que sobre todo pueda haber individuos que se identifiquen con la cinta”, celebró.

Ayer maravilla fui
  • Director: Gabriel Mariño
  • Elenco: Siouzana Melikian, Sonia Franco, Hoze Meléndez, Rubén Cristiany.
  • Género: Drama
  • País: México
  • Año: 2017