Estreno en cines

"El Conjuro 3": conoce la historia real que inspiró a la terrorífica película

"El Conjuro 3" se basa en una terrorífica historia real de asesinato y posesiones demoniacas; se estrena en México el 3 de junio

Captura de Pantalla 2021-05-27 a la(s) 14.16.01
[MISSING]binding.image.descriptionEspecial
Por:
  • La Razón Online

“El Conjuro 3” ya está a días de llegar a las salas de cine del país y con su terrorífica trama de posesiones demoniacas promete ser uno de los grandes éxitos taquilleros de la temporada, más cuando su historia está basa en terroríficos hechos reales.

“El Conjuro 3: el diablo me obligó a hacerlo” se estrena el próximo 3 de junio y de nueva cuenta se centra en la pareja de investigadores paranormales y demonólogos Ed y Lorraine Warren, quienes en esta ocasión deben enfrentar un caso de la mano, Arne Cheyne Johnson, un hombre acusado de un terrible asesinato tras haber sido poseído.

La historia real de “El Conjuro 3”

“El Conjuro 3” se basa en el caso de Arne Cheyenne Johnson, ocurrido en 1981; ese año, el hombre de 19 años llegó a la corte tras matar a su casero, Alan Bono, en Brookfield, Connecticut, Estados Unidos.

De acuerdo a los reportes de aquel entonces, Arne apuñaló en varias ocasiones a su casero con un cuchillo de 13 centímetros, luego de que ambos discutieron. Se dice que durante el altercado el joven gruñía como un animal endiablado.

Arne fue arrestado y enviado al Centro Correccional de Bridgeport. Su defensa legal argumentó que el joven cometió el asesinato debido a que fue poseído por un demonio que los Warren habían exorcizado días antes a un niño de 11 años llamado David Glatzel.

Este caso se convirtió en el primero en la historia de Estados Unidos en presentarse ante un juez como producto de la posesión demoniaca. Sin embargo, la corte señaló que la defensa del asesino no podía respaldarse en diablos, pue son había pruebas científicas que lo sustentaran.

Arne Cheyenne Johnson fue condenado a estar en la cárcel por 20 años, pero sólo cumplio 5 de cárcel; y obviamente el caso se volvió tan mediático que la NBC le dedicó un programa titulado “The Demon Murder Case”. Además, Lorrain Warren lo inmortalizó en el libro “The Devil Connecticut”.