Disponible en cines abiertos

“La familia Pie Grande”: una inteligente animación con reflexión ecológica

La película proyecta un modelo de familia poco convencional que no se avergüenza de sus diferencias; es una buena opción para el público infantil

La_familia_Bigfoot-381037151-large
“La familia Pie Grande”: una inteligente animación que supera a sus predecesorasEspecial
Por:

A finales de los ochentas se estrenó una producción estadounidense llamada “Harry y los Henderson”, la cual tenía como premisa el insólito encuentro entre una familia promedio y el legendario Pie Grande. Ésta luego se extendería ya en los noventa, a través de una serie televisiva bastante simpática que lograría ganarse el gusto del público a nivel internacional. Años antes, ya se había estrenado una comedia juvenil emblemática, “Lobo Adolescente”, en la cual Michael J. Fox interpretaba a un estudiante cuya transformación en licántropo era el pretexto para una buena cantidad de enredos.

Es con el espíritu de estas dos comedias de situación que se emparenta “La familia Pie Grande”, y aprovechando que su predecesora ya se hizo cargo de las presentaciones, equilibra mucho mejor la trama adolescente y la reflexión sobre la paternidad, con la temática ecológica, para darle un mayor sentido a lo que ya de por si era un absurdo.

Fotograma de "La familia Pie Grande"Especial

El convertir aquí al reaparecido y felpudo padre del chico protagonista en una celebridad y activista le permite sumergirles en una aventura sólida en su desarrollo, y clara en su mensaje, que así como entrega acciones trepidantes y momentos divertidos, incluida una muy conmovedora secuencia mostrando los estragos que deja en el ambiente la extracción desmedida de petróleo; mantiene la proyección de un modelo de familia poco convencional y que no se avergüenza de sus diferencias, además de hablar sobre el impacto que para bien o para mal, tienen las redes sociales.

Esto último lo integran dentro del lenguaje mismo de la propuesta, dándole un peso importante al uso de los dispositivos, conectando directamente con el entorno y la dinámica de las nuevas generaciones.

Por desgracia, la película dirigida por Jeremy Degruson y Ben Stassen no logra superar los convencionalismos propios de la fórmula, empezando por el villano que, aunque es funcional obedece por completo a un estereotipo, y bueno, el que sus personajes secundarios carezcan del encanto requerido no le ayuda demasiado.

Pero aún así, "La familia Pie Grande" se pone por encima de su predecesora —“El hijo de Pie Grande” (2017)—, es entretenida e inteligente y de transitar ligero, amen de que luce un colorido y estilizado diseño, y el detallado trabajo en la animación cumple y con creces.

Producida en Bélgica, se trata de una buena opción para el público infantil, que llega a los cines de las ciudades en donde la contingencia sanitaria ya permite la reapertura.