Relanzan filme en Cinépolis Klic

“El profesor Marston y Wonder Woman”, un filme sobre la aceptación y la tolerancia

No defrauda ni a los fans, ni al público en general, que puede encontrar el empujón que le hacía falta para terminar de iniciarse con el mundo de los cómics 

PROFESSOR-MARSTON
Foto promocional de “El profesor Marston y Wonder Woman”.Especial
Por:
  • Jesús Chavarría .

Siempre que una obra o personaje proveniente de otro medio llega a la pantalla grande, resulta un muy buen pretexto para acercarse a la fuente original y no quedarse sólo con la primera referencia. Sobre todo cuando dicha adaptación es acertada y como consecuencia bien recibida por el público.

Ése es el caso de “El profesor Marston y Wonder Woman”, que aprovechando el empuje de la película que retomó con éxito a la amazona de DC comics y en medio de la expectativa creada por el inminente estreno de “Justice League”, ahora es relanzada en Cinépolis Klic. Retrata la historia de aquel que fuera el creador de la superheroína.

Hay que decir, que no se trata de una biopic en forma y ésa es una de sus principales virtudes, pues sin traicionar los hechos que le sirven como base, se plantea como un pasaje ficcionado que enfatiza las poco convencionales —e incluso polémicas en su momento— circunstancias que rodearon la gestación de la que es considerada hoy como un estandarte del empoderamiento femenino.

Así pues, el director retrata la progresión y las implicaciones de la relación entre William Moulton Marston —profesor de psicología de la universidad de Harvard que bajo el seudónimo de Charles Moulton creó a Wonder Woman—, su estudiante y después asistente Olive Byrne, y por supuesto con su esposa Elizabeth; misma que trastocó los roles sociales predominantes de aquella época.

Destaca la elegancia con que la directora —y en este caso también guionista— Angela Robinson, retoma situaciones de enorme carga erótica y sexual, e incluye algunas escenas de aires simbólicos que encajan a la perfección dentro del tono, y desembocan en lo que sería la creación de uno de los conceptos más representativos de la historia del cómic.

Quizás lo único reprochable sea que la película se queda corta a la hora de acercarse a los temas escabrosos planteados, además de que termina por afectar a los personajes que —no nos confundamos— están bien interpretados por Luke Evans, Bella Heathcote y Rebecca Hal, pero carecen de la complejidad que el relato requiere.

Aún así se trata de una película sumamente dinámica y de buena manufactura que sustentándose en hechos históricos, invita a darle un vistazo a los vínculos entre la cultura pop y otras cuestiones sociales más profundas como la aceptación y la tolerancia.

Presentada hace un par de años en Festival Internacional del Cine de Morelia, Profesor Marston Y Wonder Woman no defrauda ni a los fans, ni al público en general, que además puede encontrar aquí el empujón que le hacía falta para terminar de iniciarse con el mundo de los cómics.

AG