Desafuero

Cabeza de Vaca: "Este desafuero no es una causa de justicia, sino una venganza política"

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, denunció que es parte de una embestida gubernamental por ser parte de la oposición

Cabeza de vaca
El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca
Por:
  • La Razón Online

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, denunció que es víctima de una embestida gubernamental por ser parte de la oposición y no haberse sometido ante el presidente Andrés Manuel López Obrador. Esto luego que la Cámara de Diputados, erigida en jurado de procedencia, aprobó eliminar la inmunidad procesal o fuero del gobernador.

"Este desafuero no es una causa de justicia, sino una venganza política. El uso sucio de las instituciones del gobierno federal, concretamente la Unidad de Inteligencia Financiera, se ocupa para inventar delitos y fabricar culpables", dijo el gobernador de Tamaulipas en un video publicado en redes sociales. 

Cabeza de Vaca aseguró que el proceso de desafuero es a todas luces un linchamiento político orquestado desde el Gobierno federal, además de señalar que el país vive un momento oscuro en procuración de justicia.

García Cabeza de Vaca dijo que confía en las instituciones del país, pero de lo que no lo pueden acusar es de no haberse sometido, ya que ninguna condena le podrá quitar la dignidad de seguir sirviendo a Tamaulipas.

“La mayoría del partido en el Gobierno consumó un nuevo golpe a la Constitución y a la democracia, sobre todo al federalismo. Es a todas luces un linchamiento político orquestado desde el Gobierno. En estos momentos la ley en México vive momentos oscuros y no parece haber más justicia que la revancha de unos cuantos”, expresó.

Señaló que su suerte se decidió desde hace mucho tiempo, incluso desde antes de que se le acusara, pues fue desde el momento en que alzó la voz para defender los intereses de los habitantes de su estado. “El odio al adversario, al diferente, se ha convertido en política pública de este Gobierno federal, ya que no hay quienes se salven de la palabra insidiosa, de la abierta amenaza, del uso de las instituciones públicas para la calumnia, para ser castigado y señalado y hasta encarcelado”.

El mandatario estatal dijo que quienes han sido oposición a la federación, son ahora foco de la embestida gubernamental, y que el desafuero no se trata de vínculos con el crimen organizado como se ha difundido, tampoco se le acusa de dejar libre a un delincuente o capo, ni de apropiarse de recursos públicos para él o su familia, o desobedecer un mandato judicial.

“No estoy frente a ustedes por aparecer en un video agarrando dinero en efectivo, por ningún motivo es por enfrentar denuncias por abusar de una mujer o acoso a un menor. La mayoría en el partido en el Gobierno, Morena, me quiere desaforar y remover del cargo por no haber pagado supuestamente los impuestos de la compra-venta de un departamento”, explicó.

García Cabeza de Vaca aseguró que la operación fue lícita y los impuestos fueron debidamente declarados y pagados, aparte de que su patrimonio es producto del esfuerzo familiar de toda una familia, pero es claro, dijo: "que cuando hay consigna no hay motivo de justicia, sino venganza política. El uso sucio de las instituciones del Gobierno federal se ocupa para fabricar culpables que distraigan la atención, ante la evidente falta de resultados del Gobierno; al extremo de falsificar pruebas. Lo que buscan es removerme a la mala ya que no pueden a la buena”.

El gobernador aseguro que Morena y el Gobierno busca culpables, inventando causas penales frívolas, sin embargo, señaló que la última decisión es del Congreso de Tamaulipas. “Tengo la certeza absoluta de que no se me juzga por violar la ley, sino por mi manera de pensar y actuar uy lo que puede representar para el futuro de la patria”. Ser opositor, señaló, tiene su costo.

Destacó que desde el poder se acusa a todo aquel que disiente, mientras que los opositores viven con la constante amenazas de investigaciones hechas a modo; por ello el desafuero es una clara advertencia en contra del pluralismo pues es claro que solo hay de dos: "estar a favor del Presidente o en su contra".

“Ahora resulta que los falsos delitos fiscales que se me imputan ameritan quitar a la mala el cargo que legítimamente me otorgaron los habitantes del estado. Dónde están los que saquearon el país a la mala. El México sediente de justicia se convierte en un país sin ley y solo se aspire a un autoritarismo. No se puede construir un país con un discurso de odio y rencor como el que escuchamos todos los días”, destacó.