El caso sacude al sistema de seguridad poblano

Caen 19, incluidos directivos, en penal donde hallaron a bebé

Los indagan por abuso de autoridad e infracción a ley de exhumación e inhumación y encubrimiento; ONG piden a CNDH y FGR atraer el caso; el Presidente asegura que el hecho se debe a la descomposición provocada por el neoliberalismo; Sheinbaum llama a esclarecer totalmente el caso

La Fiscalía de Puebla detalló que se obtuvieron y cumplieron las órdenes de aprehensión contra personal del Centro Penitenciario, incluyendo niveles directivos,
La Fiscalía de Puebla detalló que se obtuvieron y cumplieron las órdenes de aprehensión contra personal del Centro Penitenciario, incluyendo niveles directivos,Foto: Cuartoscuro Archivo
Por:
  • Yulia Bonilla

El hallazgo del cuerpo de un bebé dentro de un contenedor de basura en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Puebla sacudió el sistema de seguridad del estado, con la detención de 19 personas que laboraban en ese penal, incluyendo directivos, así como la destitución de los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Subsecretaría de Centros Penitenciarios.

Luego de que el cuerpo de Tadeo, el pequeño de tres meses exhumado de un panteón en Iztapalapa y llevado a Puebla, regresara con sus padres la madrugada del sábado a la Ciudad de México, las autoridades dieron a conocer los primeros efectos de las investigaciones, de las cuales no se han revelado detalles.

El primer anuncio hecho este lunes fue la destitución de Rogelio López Maya como secretario de Seguridad Pública, cargo que ocupará Daniel Iván Cruz Luna, quien fungía como administrador de los Juzgados de Oralidad Penal y como asesor técnico de la Segunda Sección del Estado Mayor General de la Semar.

Mientras que Alfredo Vargas Quintanilla fue removido como subsecretario de Centros Penitenciarios de la SSP y en su lugar estará Jorge Pérez Melchor, quien se desempeñó como titular de la Unidad Especializada en Delitos contra la Vida y la Integridad Corporal.

Posteriormente, la Fiscalía estatal dio a conocer que 19 elementos del Cereso de San Miguel, entre los que se encuentran directivos, fueron aprehendidos como resultado de la investigación desarrollada en torno al caso.

La institución puntualizó que los delitos por los que son investigados son abuso de autoridad o incumplimiento de un deber; infracciones a las leyes y reglamentos sobre inhumaciones y exhumaciones, así como encubrimiento.

Por la mañana, asociaciones civiles, entre las que se encuentran Reinserta, Artículo 19, Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y Tejiendo Redes Infancia solicitaron que la Fiscalía General de la República (FGR) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) atraigan el caso.

Juan Martín Pérez García, coordinador de Tejiendo Redes Infancia, señaló que este caso es de competencia federal debido a que hay dos entidades involucradas: la Ciudad de México y Puebla.

“En ambas entidades federativas encontramos poca voluntad política y disposición de las autoridades para hacer una investigación eficiente y expedita”, comentó.

Sobre la competencia de la FGR en el asunto, recalcó que su intervención debería darse ante los probables escenarios del crimen organizado.

Gráfico
Gráfico

“No es un caso aislado; estamos en un contexto de deterioro de la vida institucional y, particularmente, con altísimos niveles de impunidad y redes de macrocriminalidad; es decir, operadores criminales, políticos corruptos, dinero que alimenta estas redes de poder”, señaló.

En conferencia de prensa, la directora de Reinserta, Saskia Niño de Rivera, exigió que las autoridades investiguen cómo ingresó y no salió el cuerpo del menor del penal, y que esclarezcan para qué fue utilizado, luego de que se descartara que fue usado para ingresar drogas al Cereso.

Por su parte, Paola Zavala, de la Organización Comunitaria de la Paz, señaló que lo ocurrido dentro del penal es una “muestra de lo que pasa con las cárceles y por qué se están volviendo este espacio de replicación de violencia, que escala esos muros para que aquí, afuera, la violencia siga, continúe y aumente”.

Además, las asociaciones se manifestaron contra las declaraciones del gobernador Miguel Barbosa, hechas la semana pasada, en las que acusó a activistas de buscar protagonismo con el caso.

“Vuelvo a repetir, todos los que dijeron cosas, van a silenciarse, porque así han actuado siempre; tengan cuidado también en el desempeño de la profesión, la noble profesión del periodismo, que no sirva también para destruir escenarios; esa es mi respuesta”, señaló el mandatario poblano.

En un oficio, 80 organizaciones civiles y más de 170 personas firmaron una carta enviada a todos los legisladores de todos los partidos políticos para que exijan al gobernador que aclare la intención de sus declaraciones, a las que calificaron como amenazas, y para que se esclarezcan los hechos y se tomen las medidas que eviten que el caso de Tadeo vuelva a ocurrir.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, señaló el domingo pasado que los informes de las investigaciones serán dados a conocer posteriormente.

Al ser cuestionada sobre si tomará medidas para que el caso no se repita en los panteones, mencionó que ya se trabaja en ello.

“Desde que estamos en el Gobierno, no, no habíamos conocido ningún caso; y por supuesto, tiene que investigarse y tiene que conocerse qué pasó, y tiene que haber las detenciones a quien cometió esto, que es un delito”.

AMLO ve descomposición social y herencia neoliberal

El Presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que el hallazgo del cuerpo de un bebé en los contenedores de basura en el penal de San Miguel, en Puebla, es un hecho que obedece a la “descomposición social” y a la herencia del periodo neoliberal.

“Es fruto podrido de la descomposición social; son hechos lamentables que no deberían de suceder, pero tiene que ver con el pasado reciente, eso es lo que nos dejó la política neoliberal”, recalcó el primer mandatario.

Cuestionado sobre el caso que ha generado polémica en los últimos días, el mandatario respondió que la sociedad mantiene inercias provocadas por el pasado, donde las autoridades violaban las leyes en total impunidad.

“El neoliberalismo desemboca en una crisis profunda en lo económico, en lo social y en lo moral, y la única manera de enfrentar esa descomposición, esa crisis, es con una transformación, como se está haciendo y poniendo el ejemplo desde la autoridad”, subrayó.

Con información de Angélica Guerrero

JVR