“Uno a uno”

David Monreal lanza plataforma de diálogo con la ciudadanía en redes sociales

Con esta iniciativa, se abrirá una nueva vía de comunicación para alimentar el debate de ideas y tomar el pulso de la opinión pública sobre las decisiones más relevantes para Zacatecas

David Monreal en una imagen de archivo
David Monreal en una imagen de archivoFoto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

Este martes, David Monreal Ávila, candidato de Morena para contender por la gubernatura de Zacatecas en el proceso electoral de 2021, anunció que próximamente abrirá un espacio de comunicación a través de sus redes sociales bajo el formato de diálogo abierto con representantes de distintos sectores sociales en la entidad.

Bajo el nombre “Uno a uno”, en la plataforma se abordarán temas relacionados a la salud pública y la reactivación económica debido a la pandemia provocada por la enfermedad COVID-19, tratando también temas como la educación y la inclusión de la juventud en el desarrollo de la entidad.

Con esta iniciativa, se abrirá una nueva vía de comunicación para alimentar el debate de ideas y tomar el pulso de la opinión pública sobre las decisiones más relevantes para Zacatecas.

Uno de los retos que se plantea esta plataforma es la de establecer comunicación eficaz con la iniciativa privada, donde se genera tensión toda vez que el mapa político experimenta cambios, e incluir al emprendedurismo, para generar condiciones que fomenten la competitividad de las empresas zacatecanas. Opacidad, corrupción y privilegios, serán temas que serán tocados en estos diálogos.

El ejercicio busca democratizar la toma de decisiones en la entidad, con un trato personal y directo Monreal con la ciudadanía, y junto con ella, trazar un plan estatal de desarrollo que se presente como plataforma política para la elección de 2021.

Este ejercicio resulta especialmente interesante ante las restricciones de distanciamiento social que marcará las campañas políticas, y que determinarán una nueva normalidad sin precedentes, pero también ante una ciudadanía cada vez más participativa, con mucho qué decir, y con el legítimo reclamo de ser escuchada.

Con esta iniciativa, se plantea la continuidad de una nueva política cercana a la gente, a través del conocimiento de primera mano de las inquietudes de la población, y lejos de la política de escritorio, incapaz de dar respuestas a las inquietudes actuales de distintos grupos. De llevarse este formato a la función pública, se podría aspirar al diseño integral de políticas públicas, y de otras figuras como el presupuesto participativo, que vincule realmente el discurso político con los recursos públicos la actividad gubernamental.