Afecta a 20% de compañías en el país

La informalidad pega a empresas en 16 estados

En dos años, aumenta el porcentaje de las unidades económicas en desventaja, según recoge encuesta del Inegi; los negocios en Oaxaca y Colima, de los más perjudicados

6
Un hombre vende gorras y cubrebocas en la Alameda Central, en junio pasado.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Frida Sánchez

En dos años, el porcentaje de empresas que se dijeron afectadas por el comercio informal en el país creció casi 2 por ciento y golpeó la economía de 16 estados de la República, de acuerdo con la última entrega de la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2020, del Inegi.

Para 2019 —último año de la medición—, 19.5 por ciento de las empresas se percibieron perjudicadas por el comercio informal. Dos años antes, en 2017, la cifra fue de 17.8 por ciento a nivel nacional.

Oaxaca es uno de los estados en el que sus empresas se percibieron más afectadas por el mercado negro, con 27.2 por ciento este año, seis puntos más que en 2018, cuando la cifra fue de 21.2 por ciento.

En Colima, la economía formal también registró perjuicios considerables, con un incremento en la percepción de 2.8 puntos, al pasar de 8.8 por ciento, en 2017, a 11.6 el año pasado.

La situación fue similar en Puebla, donde el porcentaje de empresas afectadas pasó de 17 por ciento a 20.7 por ciento, o San Luis Potosí, donde la percepción creció 0.8 puntos; y Baja California Sur, con un aumento de 0.4.

La misma encuesta refleja que, en algunas entidades —aunque no así en la mayoría del país— también aumentó

la percepción de inseguridad en las unidades económicas locales entre febrero y marzo pasado, antes de la declaratoria de emergencia por la pandemia de Covid-19, en comparación con dos años previos.

En Tlaxcala, la percepción de inseguridad subió a 78.5 por ciento, cuando dos años antes fue de 74.6 por ciento. Y en Chihuahua pasó de 72.3 por ciento en 2017 a 75.5 por ciento este año. En ambas entidades, los delitos con mayor incidencia en unidades económicas durante el año pasado fueron el robo hormiga y los robos o asaltos de mercancía, dinero, insumos o bienes de los locales.

Los cierres parciales de actividades, los horarios, toda la regulación para frenar el Covid, no ha sido aplicada de igual forma al mercado informal que está trabajando con toda regularidad

Cuauhtémoc Rivera, Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes

Virus favorece a los que no pagan impuestos

 Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), explicó a La Razón que uno de los problemas en el país es que el comercio informal goza de “total salud”, ya que las autoridades no lo han regulado, por lo que aún existen cerca de 10 nodos del mercado negro en toda la República, como los comercios en el barrio bravo de Tepito, en la capital, o San Juan de Dios, en la ciudad de Guadalajara.

“Nadie los fastidia. Todo lo que implica actividades de contrabando, productos adulterados… trabajan con total impunidad y no hay ninguna carga fiscal para ellos”, lamentó.

Rivera Rodríguez aseguró que este año, gracias a la pandemia, se vieron afectadas las actividades no esenciales, en distintas entidades del país, “como en la Ciudad de México y estados del norte, donde algunos gobernadores han decretado cierres los fines de semana o por las noches”; sin embargo, estos mismos bloqueos no aplicaron para quienes se dedican al comercio informal. “No se puede controlar”, por lo que los únicos que se ven afectados son quienes trabajan en la formalidad.

Gráfico

“Todas las restricciones que ha habido en la pandemia, toda la política de restricción sanitaria, los cierres parciales de actividades, los horarios, toda la regulación para frenar el Covid-19, no ha sido aplicada de igual forma al mercado informal que está trabajando con toda regularidad”, explicó al poner el ejemplo de Nuevo León, donde se ha optado por cerrar comercios de forma temporal los fines de semana, lo que genera que la informalidad encuentre un área de oportunidad “enorme, porque todo está cerrado”.

De acuerdo con el presidente de la Anpec, en México, un trabajador informal gana más dinero que un empleado formal.

“Al mes, lo que pudiera ganar un profesionista con licenciatura es menos que lo que gana un trabajador informal: no perciben menos de 15 mil pesos, cuando los profesionistas que más ganan tienen ingresos de apenas 13 mil pesos. Es decir, están por debajo de la paga”, aseveró.