Michoacán

Mal manejo seca el Lago Cuitzeo, asegura experto

La lluvia que cae en la zona es suficiente para mantenerlo lleno, dice; dónde queda el agua entonces, se pregunta

8-2
Sus 306 kilómetros cuadrados enfrentan sequía del 70 por ciento, que ponen al cuerpo de agua en riesgo de extinguirse.Foto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Arturo Chacón, de la Red Mexicana de Cuencas Hidrográficas, explicó que la sequía del Lago Cuitzeo, en Michoacán, uno de los cuerpos de agua más antiguos en el país y el segundo más grande, se debe —además del cambio climático— a un mal manejo por parte de la autoridad.

“El lago debería resistir con agua en toda su extensión; lo que refleja es un mal manejo de la cuenca o del agua que cae en la región por parte de las autoridades”, aseveró.

En entrevista con La Razón, el especialista destacó que para mejorar las condiciones del cuerpo de agua, cuyas sequías ya afectan a cientos de pobladores de la zona y pescadores que se han visto obligados a cambiar de giro para sobrevivir, se requiere decretar al lago como área de restauración ecológica federal y que se inicie un proceso de manejo hidráulico más eficiente, ya que explicó que con el agua de lluvia, la cuenca de la zona capta más metros cúbicos de los que se requieren para llenar el lago y, pese a ello, se encuentra seco.

“Resulta que en la región donde se encuentra el Lago de Cuitzeo se colectan hasta 4 mil millones de metros cúbicos de agua al año. El lago se llena con 400 millones de metros cúbicos; entonces, ¿dónde queda el agua? Ése es el problema de manejo”, cuestionó.

El especialista explicó que el lago ha padecido sequías continuas; sin embargo, dijo, este año la situación se volvió alarmante porque se prolongó la temporada de sequía: “No han llegado las lluvias y el lago se está secando hasta en 70 por ciento”.

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial del estado, Jaime Chávez Arreola, destacó que uno de los problemas que aquejan al lago es la falta de la puesta en marcha de las plantas de tratamiento de aguas residuales de los municipios que descargan en este caudal.

En entrevista con este diario, destacó que la manera de “darle otra cara” al lago sería con el trabajo conjunto por parte de los tres órdenes de Gobierno.