Cárgate de energía para primavera en estas zonas arqueológicas de Zacatecas

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Si estás planeando hacer un viaje a un lugar diferente puedes ir a Zacatecas, que cuenta con impresionantes zonas arqueológicas para recibir el equinoccio de primavera.
Para que recibas la nueva estación con una gran carga de energía positiva, te dejamos cuáles son las zonas arqueológicas imperdibles de ese estado con escenarios deslumbrantes para disfrutar de un sinfín de actividades en cada una de las zonas del estado en las que se encuentran.

La Quemada
En este lugar se encuentra un gran salón de columnas con una plaza, una cancha para el juego de pelota, y un basamento piramidal denominado Pirámide Votiva. Cada una de estas edificaciones se conecta a través de una red de calzadas.
Además de recorrer la red de calzadas prehispánicas que comunica a cada uno de los asentamientos, se puede disfrutar del paisaje único que ofrece el entorno zacatecano, con un cielo de azul intenso, rodeado de vegetación y presas, en el que podrás disfrutar del aire puro de la región.


Por las noches, la bóveda celeste será el escenario para cargarte al máximo de la energía que este lugar irradia. Aquí se realiza una actividad llamada Arqueología Sideral, en la que, a través de una limpia con flores e inciensos, podrás liberarte de malas energías para después pasar al salón principal en el que te recibirá el cielo repleto de estrellas, tal como la veían los astrónomos que se asentaron en esa región.

Cerro del Teúl
Otra de las zonas arqueológicas imperdibles está ubicada en el Pueblo Mágico de Teúl de González Ortega, el Cerro del Teúl es una importante zona arqueológica mesoamericana que se caracteriza por ser una de las primeras zonas industriales del continente, dado que en ella se realizaban artesanías de cobre y cerámica.

Asimismo, durante la exploración de la zona, se encontraron materiales arqueológicos de diversos tipos, como cuentas de concha y piedra verde procedentes de tumbas de tiro, entre otros utensilios.


Con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dichas ruinas se han convertido en un nuevo referente, no sólo para el turismo, sino para la arqueología y cultura mexicanas, ya que representa un acercamiento a la forma de vida y costumbres de los grupos prehispánicos asentados en la zona sur de Zacatecas.

Te puede interesar: ¡Escápate el fin! Destinos con vuelos baratos para disfrutar del puente

Además de visitar esta zona arqueológica, podrás conocer el Pueblo Mágico de Teúl, repleto de naranjos que despiden un delicioso aroma a azar en cada una de sus calles; o visitar el museo del mezcal en que se explica el proceso de elaboración y se muestran los ejemplares galardonados mundialmente de la mezcalera de Don Aurelio, empresa que elabora esta bebida de manera artesanal y que ha conseguido importar sus productos a mercados tan exigente como el asiático o el norteamericano.

Altavista
A 45 minutos del Pueblo Mágico de Sombrerete, otra de las zonas arqueológicas del estado se encuentra en un enclave desde el que se observan las puestas y salidas solares y lunares. Se trata de un lugar con un imponente magnetismo.

Esta ciudad prehispánica constituyó un centro ceremonial y astronómico de la cultura Chalchihuites, misma que se extendió desde los años 200 al 1100 de nuestra era. Los estudios arqueo-astronómicos en el sitio indican que la ubicación de Alta Vista-Chalchihuites está asociada a su cercanía con el Trópico de Cáncer, es por ello que es muy recomendable visitar Altavista durante el solsticio de verano, ya que es en este lugar donde el sol regresa al sur al comenzar esta estación del año.

Además de este enigmático lugar, en Sombrerete se encuentra la Sierra de Órganos, Patrimonio Cultural de la Humanidad y Área Natural Protegida, con más de 350 formaciones rocosas naturales, en la que los visitantes pueden realizar diversas actividades de aventura.

 

KR