Cautiva a turistas

Guanajuato una experiencia sensorial con sabor a tequila y vino

El lugar que vio nacer el movimiento de Independencia de México cuenta con gastronomía tradicional que deleita los paladares; en la exhacienda donde nació Miguel Hidalgo se puede conocer el proceso de producción del destilado y apreciar la arquitectura del sitio

Guanajuato una experiencia sensorial con sabor a tequila y vino
Guanajuato una experiencia sensorial con sabor a tequila y vinoFoto: Especial
Por:
  • Karen Rodríguez .

Guanajuato, además de ser la tierra que vio nacer a José Alfredo Jiménez, en la cual comenzó el movimiento de Independencia de México y hogar de las famosas momias, también ofrece experiencias únicas en donde el tequila, el vino y la comida típica son los protagonistas.

Las históricas calles de Guanajuato conducen a sitios emblemáticos con su propia tradición, como es el caso del municipio de Pénjamo, que gracias a que se encuentra muy cerca de Jalisco, a casi tres horas de distancia, su tierra también es cuna del tequila.

En Pénjamo se ubica la ex-Hacienda Tequilera Corralejo, es la más grande del estado y es conocida por su famosa botella azul. En este lugar, los visitantes conocen detalladamente el proceso de producción de este destilado que es uno de los más importantes a nivel mundial.

Antes de entrar los turistas pasan por un proceso de sanitización y deben portar cubrebocas en todo momento para realizar el recorrido de una hora. Se recomienda hacer reservación.

Vista de la fachada de la ex-Hacienda Tequilera Corralejo, ubicada  en Pénjamo, Guanajuato.
Vista de la fachada de la ex-Hacienda Tequilera Corralejo, ubicada en Pénjamo, Guanajuato.Foto: Especial

Al inicio del tour, los visitantes llegan a la cava, la cual lleva por nombre El Cielo: se entra a través de un confesionario, ahí, en medio de la oscuridad y con un olor a madera húmeda, se almacenan mil 200 barricas que guardan 200 litros de la bebida, los cuales se convierten en tequila blanco, añejo y extraañejo, como el de 99,000 horas.

El recorrido continúa en cada una de las estaciones en las que se produce el tequila. A lo largo del trayecto se van descubriendo sitios cautivadores de la exhacienda: el casco, el cual sorprende por su arquitectura que data de 1750 y porque a un costado se puede ver al tren pasar a toda velocidad.

Además, el patio de Corralejo cuenta con un techo singular, el cual está elaborado con las clásicas botellas azules de la marca que tiñen del mismo tono los rayos del sol que pasan a través de ellas. También cuenta con varios museos, como la tienda de raya, una colección de antigüedades y otra de más de tres mil botellas.

Parte del proceso de destilado que se puede apreciar durante la visita  al emblemático lugar.
Parte del proceso de destilado que se puede apreciar durante la visita al emblemático lugar.Foto: Especial

Para conocer un poco más sobre las plantaciones de agave, a unos minutos de la Tequilera Corralejo, se encuentra Rancho El Coyote, en donde las personas viven la experiencia de la jima con su propia mano, la cual consiste en cortar las hojas y las raíces del agave. Al mismo tiempo que disfrutan de un jarrito de tequila, que resulta refrescante, luego de realizar esta actividad bajo el sol.

En medio del campo de agave realizan una degustación con los diferentes tequilas de la casa.

El alma de la cocina de Guanajuato. Para deleitarse con los sabores de la gastronomía tradicional de la región está “El alma de la cocina”, un lugar en el que un grupo de mujeres se encarga de rescatar la tradición culinaria del estado.

Entre los platillos que ofrecen a los turistas están el caldillo de xoconostle acompañado de un trozo de elote; así como la “Larga”, una tortilla gruesa que encima lleva salsa de chile guajillo, frijol, nopal, cecina seca y carne de puerco. Para completarla experiencia con un toque dulce están los buñuelos con mermelada de tomate.

Turistas realizando la pisa de uvas, en Viñedo Los Arcángeles, donde  también degustan los mejores vinos de la zona.
Turistas realizando la pisa de uvas, en Viñedo Los Arcángeles, donde también degustan los mejores vinos de la zona.Foto: Especial

Alma Carolina Núñez Pacheco es la representante de las cocineras, quien además de preparar los deliciosos platillos, también cautiva a los comensales con sus anécdotas de cocina en certámenes y cursos con afamados chefs.

En el corazón de Dolores Hidalgo. En el histórico municipio, donde se dio el grito de Independencia, está el Viñedo Los Arcángeles, en el que los amantes del vino pueden aprender sobre el proceso de elaboración de la bebida, desde la pizca y la pisa de uvas, hasta la fermentación en barricas o en tanques de acero inoxidable.

Los amantes del vino también pueden degustar las distintas etiquetas del viñedo e inscribirse a talleres de apicultura y cerveza artesanal, entre otros.

Sin embargo, ésta no es la única vinícola, ya que Guanajuato cuenta con 36 viñedos y las zonas en las que más se ubican son Dolores Hidalgo y San Miguel de Allende.

Una vez estando en Dolores los visitantes no pueden irse sin recorrer el centro en donde se ubica la emblemática parroquia de Nuestra Señora de Dolores en la que Miguel Hidalgo dio el grito y en la que actualmente se ofrecen misas.

Además, se pueden escapar a visitar la Casa Museo de José Alfredo Jiménez para conocer más sobre la vida de este reconocido cantautor que dejó temas que ahora son parte de la cultura popular como “El rey”, “La enorme distancia”, “Si nos dejan”, entre otros.