Opción primaveral

Jungala, el imperdible parque acuático de la Riviera Maya

Jungala se ubica en la Riviera Maya, entre Cancún y Playa del Carmen; cuenta con actividades para la familia y los amantes de la adrenalina

120335630_636844580368025_5234121067789680611_n
Jungala, el imperdible parque acuático de la Riviera MayaInstagram
Por:
  • Carlos Olivares Baró

Jungala está diseñado para mostrar lo más hermoso de la naturaleza de la Riviera Maya. Oasis que los visitantes hacen suyo. Novedosos conceptos gastronómicos, servicio de spa, y una colección de atracciones de nivel internacional. Desde el Río Lento más extenso de América Latina hasta la Alberca de Olas de vanguardia de hasta un metro y medio de altura. Jungala es un desafío para aquellos que buscan nuevas aventuras en compañía de toda la familia.

Ubicado en el suntuoso complejo Vidanta Riviera Maya, entre Cancún (a 40 minutos) y Playa del Carmen (a 20 minutos), acaba de reabrir sus puertas con un protocolo sanitario de máxima seguridad.

Parcela acuática que se divide en atracciones familiares y para adeptos a la adrenalina. Destacan Paradise Free Fall, uno de sus principales toboganes, con una caída casi vertical a 23 metros, y Hoop-Hoop Aqua Loop que inicia en una cabina, donde desde un desnivel en el aire se puede impulsar la persona a toda velocidad en un giro vertiginoso de 360 grados por las alturas.

Pero, si te gustan las emociones fuertes, los lugares son Beachside Boomerango, tobogán para llantas de dos o tres personas, o los carriles de Tropical Whizzard delineado para hacer carreras entre amigos. Cuando te hayas deslizado por todos los toboganes puedes dejarte llevar por la corriente en el Río Lento de más de un kilómetro de longitud: recorrido que se hace sobre llantas o con un chaleco salvavidas, lleno de vistas de la selva, cuevas y cascadas artificiales que relajan al más tenso.

La mayor experiencia del parque Jungala está en las cabañas, construidas como casas del árbol de viga y bambú. Espacios, que puedes utilizar durante todo el día: relajación en familia (camastros o hamacas), entrega de comida y cajas de seguridad. Quienes cuentan con una cabaña reciben acceso a una zona VIP con alberca privada. Asimismo, este complejo acuático cuenta con un spa con masajes de reflexología, faciales y tratamientos para niños y adolescentes.

Hay un restaurante principal en el que sirven desde tacos hasta hamburguesas, ensaladas, ceviches y antojitos. Dos bares dan servicio: uno de tipo swim-up (en el centro de una piscina) y el otro orientado a ofrecer cocteles y cervezas artesanales.

La entrada general es de mil 399 pesos; adultos mayores y niños, 799 pesos (si el niño mide menos de 91 centímetros, no paga boleto). Con ese precio se tiene acceso a las atracciones del lugar, servicio de concierge, toallas, regaderas y Wi-Fi. Las cabañas se alquilan aparte, en diferentes paquetes que puedes consultar directamente. También hay ofertas con alimentos o fotografías del recuerdo.

Abierto de jueves a domingo: actualmente, sólo recibe 700 visitantes por día (tiene capacidad para 3 mil). Tras la pandemia se han implementado nuevas reglas de bioseguridad. Cada 30 minutos, una alarma recuerda a todos que es obligatorio lavarse las manos. Las áreas públicas son nebulizadas y desinfectadas a diario. Las puertas de este asombroso parque están abiertas para usted con toda su familia.